BLOG    |   Trabaja con nosotros    |   Contacto   |   Llámanos: 910 14 95 75



BLOG

WEB-p3-8.png

28 julio, 2022 GeneralPatologías0

El síndrome de savant o síndrome del sabio es una patología extraña en la que las personas con discapacidad en su desarrollo, lesiones o enfermedades cerebrales presentan «islas» espectaculares de habilidad o habilidades de forma extraordinaria, creando una discordancia entre la discapacidad y la «superhabilidad».

De hecho, afecta en un 75 % a personas dentro del espectro autista y a un 25 % a personas con un trastorno en el sistema nervioso.

¿Qué es el Síndrome del Savant?

El Síndrome del Savant es un conjunto de síntomas cognitivos anómalos, que el investigador Darold Treffert define como un estado patológico según el cual algunas personas con desórdenes mentales y pese a sus discapacidades físicas, mentales o motrices, poseen una sorprendente habilidad o habilidades mentales específicas.

Este síndrome fue descrito por primera vez en el año de 1789 por Benjamín Rush, al documentar el caso de un paciente con la capacidad de calcular la edad de las personas en tan solo segundos.

Lo único que han establecido los científicos hasta ahora es una asociación entre el síndrome y el daño cerebral que se presenta en pacientes con demencia frontotemporal progresiva, lo cual hace que desarrollen habilidades artísticas sorprendentes, pero no habilidades abstractas o simbólicas. También se sospecha el papel que pueda tener el cromosoma 15 en la presencia o ausencia de habilidades savants.

Características y tipos de savants:

En general, las habilidades más usuales de los Savant se centran en 4 categorías principales:

  • Arte(música, pintura y escultura): se caracterizan por ser grandes intérpretes musicales (especialmente al piano) pintores y escultores. Suelen tener habilidades innatas para comprender e interpretar la música.
  • Cálculo de fechas: algunos savant pueden memorizar calendarios enteros y recordar datos específicos referentes a cada uno de esos días.
  • Cálculo matemático: capacidad para realizar complejos cálculos matemáticos de forma instantánea y con enorme precisión. Por ejemplo, calcular números primos, decimales de pi o realizar de divisiones con 100 decimales, todo ello, por supuesto, mentalmente.
  • Habilidades mecánicas y espaciales: capacidad para medir distancias casi exactas sin instrumental alguno, construcción de maquetas altamente detalladas, memorización de mapas y direcciones, etc.

 

Casos conocidos

Claro que los hay. De hecho, existen películas que se inspiran en estas personas, como el caso de Kim Peek. Este era como una enciclopedia ambulante, memorizó más de 8.000 libros a lo largo de su vida. Su historia se puede ver reflejada en Rain Man.

Otro ejemplo es el de Tony DeBois, que nació ciego y con autismo y a los 2 años de edad comenzó a tocar el piano sin haber recibido ningún tipo de clase ni instrucción.


WEB-p3-5.png

19 julio, 2022 GeneralPatologías0

Lamentablemente, los trastornos de la conducta alimentaria cada vez son más prevalentes en la población, sobre todo en mujeres jóvenes. La mayoría de nosotros hemos escuchado hablar de la Anorexia o la Bulimia, pero encontramos otros Trastornos de la Conducta Alimentaria, como el trastorno por atracón.

¿Qué es el trastorno por atracón?

El trastorno por atracón es un trastorno alimentario, que ocurre cuando las personas comen en exceso, de manera compulsiva y regular. Generalmente, las personas que padecen este trastorno sienten que no pueden dejar de comer, aunque no tengan hambre. Las personas con trastorno por atracón suelen usar los alimentos como un medio para hacer frente a las emociones o presiones subyacentes.

La persona con trastorno por atracón muestra por lo menos tres de las conductas siguientes durante un episodio de atracón:

  • Come mucho más rápido de lo normal.
  • Come hasta sentirse incómodamente lleno.
  • Come mucho sin tener hambre.
  • Come solo/a por vergüenza.
  • Siente asco, depresión o culpa después de cada atracón.

 

Tratamiento para el trastorno por atracón

El tratamiento deberá de tener en cuenta todas aquellas áreas afectadas, como puede ser alimentación, pensamientos y conductas asociadas, así como las causas subyacentes al trastorno que han propiciado su aparición. De ese modo, será necesario el trabajo de un equipo multidisciplinar, incluyendo a otros profesionales como los nutricionistas.

El tratamiento puede realizarse tanto en formato individual como en formato grupal. También se puede elaborar un plan de tratamiento que combine ambas modalidades.

La modalidad individual, terapia psicológica, permitirá a la persona tener el espacio para intervenir en aquellos factores personales y ajustar los recursos a sus necesidades. El tratamiento grupal, en cambio, va a permitir un espacio compartido con otras personas que estén experimentando la misma situación. En algunos casos se puede requerir también intervenir a nivel farmacológico.

 

Trastorno por atracón vs. bulimia

Estos episodios de atracón también pueden estar presentes en la bulimia, otro trastorno de la conducta alimentaria. La diferencia entre la bulimia y este trastorno la encontramos en que, en el primer caso, después del atracón la persona suele llevar a cabo conductas compensatorias como el vómito, el uso de laxantes o diuréticos o realizar ejercicio físico de forma compulsiva, en cambio en este caso no se recurre a conductas compensatorias.

 

Proyecto3 Psicólogos tu centro de psicología en Madrid

Si necesitas la ayuda de expertos en el cuidado de tu salud emocional en Proyecto3 Psicólogos podemos ayudarte. Somos un equipo interdisciplinar conformado por psicólogos, psiquiatras, neuropsicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas. Ofrecemos tratamiento a pacientes de todo tipo (adultos, parejas, jóvenes y niños) con una amplia diversidad de problemas más o menos frecuentes.


web-peter-pan.png

14 julio, 2022 Patologías1

Podemos decir que el síndrome de Peter Pan se relaciona con todas aquellas personas que son inmaduras a nivel emocional. Esto hace que busquen satisfacer sus necesidades personas por encima de las de otras personas adquiriendo un estilo comunicacional agresivo en la mayoría de los casos.

Suele afectar a los adultos porque los jóvenes o los adolescentes tienen la licencia de ser inmaduros emocionalmente. Sin embargo, si tu edad biológica ha alcanzado la adultez, pero tus actos reflejan lo contrario, estamos ante un problema.

¿Cuál es el origen del Síndrome de Peter Pan?

En los años 80, el Dr. Dan Kiley, psicólogo norteamericano, observó que algunos de sus pacientes se negaban a aceptar las responsabilidades implícitas a su edad adulta, al igual que ocurría con los personajes de James Matthew Barrie: Peter Pan y Wendy.

El Dr. Kiley agrupó una serie de comportamientos comunes en sus pacientes que denominó con el término Síndrome de Peter Pan. Sus hallazgos los publicó en 1983 en el libro titulado «The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up» («El síndrome de Peter Pan: los hombres que nunca crecen»).

Según Kiley, el síndrome de Peter Pan se puede definir como el conjunto de características que sufre una persona que no sabe o no quiere aceptar las obligaciones propias de la edad adulta, no pudiendo desarrollar los roles (adulto, padre, pareja…) que se esperan según su ciclo vital o desarrollo personal.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Peter Pan?

A continuación, mencionaremos los más importantes:

  • Miedo a la soledad. Son personas que no quieren quedarse solas, aunque, como veremos en el siguiente apartado, puede ser una de las consecuencias.
  • Miedo al compromiso. Evitan comprometerse con otras personas.
  • Baja autoestima. En muchas ocasiones no se conocen a sí mismos y esto hace que puedan tener baja autoestima.
  • Eterna adolescencia. Evitan todo tipo de responsabilidades que tengan que ver con la vida adulta.
  • Poca tolerancia a la frustración. Si algo no sale como ellos esperan se enfadan, hasta tal punto de tener que dejar de lado la tarea en la que estaban.
  • Impulsividad. Como los niños pequeños o los adolescentes, son personas impulsivas que no piensan en las posibles consecuencias de sus actos.
  • Inestabilidad emocional. A nivel emocional no saben cómo se sienten o qué hacer para sentirse mejor. Esto hace que tengan muchas fluctuaciones del estado del ánimo.
  • Mentiras constantes. Para conseguir hacer lo que quieren suelen mentir a personas cercanas.

Además, también se puede presentar la no aceptación de los errores propios, egocentrismo, poca voluntad y autocontrol, poca empatía, enfados injustificados, etc.

El síndrome de Peter Pan comporta importantes problemas emocionales y conductuales. A nivel emocional son frecuentes problemas de ansiedad elevada y de tristeza, pudiendo llegar a desembocar en una depresión, por eso es importante tratarlo. Por otro lado, la persona se siente poco realizada con su vida ya que el no asume responsabilidades, lo que le veta el placer de disfrutar de los retos, y que sin ninguna duda repercute en sus niveles de autoestima.

El tratamiento del Síndrome de Peter Pan se centra en tres grandes fases:

  • Asumir que no podemos vivir sin asumir responsabilidades, debe aceptar que es un problema que le causa malestar a él y a su entorno.
  • Aprender a adquirir responsabilidades cotidianas y a vivir como un adulto. A través del aprendizaje de estrategias para el proceso de toma de decisiones y resolución de problemas.
  • Enseñar el manejo sus pensamientos, haciéndole cambiar su forma de interpretar la realidad, evitando las recreaciones en sus emociones en lugar de resolver las cuestiones que le causan malestar.

WEB-p3-2.png

5 julio, 2022 GeneralPatologías0

En el caso de las personas con síndrome de Down, igual que en el resto de la población, la estimulación cognitiva ayuda a mejorar la memoria, la atención, las funciones ejecutivas o el lenguaje y, de esta forma, previene el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento.

Estimulación cognitiva

Desde el punto de vista de la estimulación cognitiva, el concepto de plasticidad cerebral es importante porque, bajo los efectos de estimulaciones apropiadas y constantes, llevando a cabo una práctica y una repetición sistematizadas, el cerebro puede modificar favorablemente su estructura y funcionamiento, ofreciendo la posibilidad de optimizar el rendimiento y las capacidades cognitivas (Bruna et al., 2011; Muñoz et al., 2009).

Las personas con síndrome de Down (SD) muestran una excelente capacidad social desde pequeños además de expresión corporal, sin embargo, a menudo presentan dificultades por ejemplo en el lenguaje o memoria.

Existen distintas formas de memoria como la operativa, que sustenta la actividad consciente que utilizamos para escuchar, ver, recordar, pensar y razonar. Los niños con SD generalmente se muestran más perceptivos si la información les llega de forma visual que si es verbal (auditiva).

¿Qué métodos existen?

Hay muchas formas de realizar estimulación cognitiva y algunas las llevamos a cabo en nuestro día a día sin ser conscientes. Pero existen distintos programas enfocados en trabajar distintas funciones como el lenguaje, comportamiento y función ejecutora (atención), que en el caso de SD son los que nos interesa mejorar y mantener.

El juego es una de las mejores herramientas para favorecer el aprendizaje de los más pequeños. Así como para estimular y potenciar toda clase de capacidades y habilidades cognitivas.

Los niños con síndrome de Down no suelen presentar esa iniciativa propia a la hora de iniciar el juego, por lo que se recomienda la colaboración y apoyo de otra persona. Debido a las características físicas y psicológicas propias de este síndrome el niño puede manifestar ciertas dificultades para aprender a jugar.

Al igual que ocurre con el resto de los niños, cada etapa de la vida del niño con síndrome de Down se caracteriza por la adquisición y desarrollo de una serie de competencias, por lo es recomendable que los juegos estén adaptados a estos períodos de la infancia.

A partir de los 3 años de edad, el niño con síndrome de Down ya suele poseer las capacidades de lenguaje y motoras necesarias para realizar un gran número de actividades con ellos. A partir de esta edad, es recomendable realizar juegos que potencien todas y cada una de las capacidades cognitivas.

Estimulación cognitiva para personas con síndrome de Down

A continuación presentamos una serie de actividades clasificadas según el área cognitiva que pretenden estimular en los niños con síndrome de Down.

1. Estimulación de la psicomotricidad

Los juegos que potencien el desarrollo de la motricidad gruesa y fina ayudan a fortalecer la musculatura de las manos y las extremidades, lo cual conforma la base del desarrollo de su propia autonomía.

  • Adivinar la forma

Este ejercicio es de gran utilidad para potenciar la motricidad fina así como también la memoria y la atención. Para ello, suministramos al niño una hoja con una serie de líneas de puntos que tiene que unir punteando con un punzón.

El niño deberá puntear el contorno del dibujo intentando no salirse. A continuación, podemos preguntar al niño de qué forma u objeto de trata.

 

2. Estimulación del lenguaje

Al igual que la capacidad para moverse de forma autónoma, la potenciación de las habilidades que posibilitan el lenguaje es esencial en los niños con síndrome de Down a la hora de ganar mayor independencia.

  • Actividades de teatro y representación

Con el objetivo de trabajar tanto la fluidez en el lenguaje, como la memoria y la interacción con otras personas, podemos escenificar pequeñas representaciones o teatros en el que el niño deba recitar pequeñas líneas o frases. También podemos pedirle que lea fragmentos de textos en voz alta mientras gesticula.

Estas historias pueden mostrar escenas de la vida cotidiana, ya que esto facilitará también al niño la capacidad de improvisación.

 

3. Estimulación de la atención y memoria

Fomentar la atención en niños con síndrome de Down favorecerá su interacción con el medio y potenciará otras habilidades como la memoria y el lenguaje.

  • Emparejar las cartas boca abajo

En esta actividad dispondremos de una baraja de cartas cuyos dibujos se puedan emparejar de dos en dos. Se colocan las cartas delante del niño boca abajo y le pedimos que empareje las cartas.

 

4. Estimulación de la autonomía

A lo largo de la vida del niño se le presentarán un gran número de situaciones en los que el hecho de gozar de una gran autonomía le permitirán ser independiente y poder realizar todo tipo de actividades e interacciones por él mismo.

  • Jugamos a las compras

Los juegos y representaciones que impliquen simular actividades de la vida cotidiana como realizar cualquier compra permitirán al niño aprender a cómo interactuar en dichas situaciones, así como le otorgarán autonomía a la hora de realizar operaciones con monedas y billetes, y gestionar su propio dinero.

 

Proyecto3 Psicólogos

Nuestro modelo tiene un claro enfoque interdisciplinar lo que nos diferencia de otros tratamientos. Tenemos una visión global de la persona y atendemos su necesidad desde todas las perspectivas: psicológica, cuando existen necesidades emocionales, conductuales o personales; neuropsicológica cuando existen problemas cognitivos, atencionales; logopédica cuando detectamos problemas concretos de expresión, deglución o articulación del lenguaje y desde terapia ocupacional cuando la dificultad afecta a habilidades motoras y actividades de la vida diaria. Además, contamos con el trabajo sobre Integración Sensorial, tan necesario en estos perfiles de pacientes.


WEB-p3-3.png

23 junio, 2022 Patologías0

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno mental en el cual las personas tienen pensamientos, sentimientos, ideas, sensaciones (obsesiones) y comportamientos repetitivos e indeseables que los impulsan a hacer algo una y otra vez (compulsiones).

Este trastorno se caracteriza por un patrón de pensamientos y miedos no deseados que provocan comportamientos repetitivos Estas obsesiones y compulsiones interfieren en las actividades diarias y causan un gran sufrimiento emocional.

Posibles causas

Por el momento de desconocen las casusas exactas que producen los TOC. Los factores que pueden influir incluyen lesiones en la cabeza, infecciones y funcionamiento anormal en ciertas zonas del cerebro. Los antecedentes familiares parecen jugar un fuerte papel. Los antecedentes de abuso físico o sexual también parecen incrementar el riesgo de TOC.

Se desconoce la causa del trastorno obsesivo-compulsivo. Las principales teorías son:

  • Biológica. El TOC puede resultar de cambios en la química natural del cuerpo o en las funciones cerebrales.
  • Genética. El TOC puede tener un componente genético, pero aún no se han identificado genes específicos.
  • Aprendizaje. Los miedos obsesivos y los comportamientos compulsivos se pueden aprender al observar a los familiares o de forma gradual a lo largo del tiempo.

Los padres y los profesores a menudo reconocen los síntomas del TOC en los niños. La mayoría de las personas recibe un diagnóstico a los 19 o 20, pero algunas no muestran síntomas hasta la edad de 30 años.

Síntomas más comunes

Las personas con TOC tienen pensamientos, impulsos o imágenes mentales repetitivos que causan ansiedad. Estos son llamados obsesiones.

Algunos ejemplos son:

  • Miedo excesivo a los microbios.
  • Pensamientos prohibidos relacionados con el sexo, la religión, o sobre dañar a otros o a sí mismos.
  • La necesidad de que exista orden.

También realizan comportamientos repetitivos en respuesta a sus pensamientos y obsesiones. Los ejemplos incluyen:

  • Verificar una y otra vez las acciones (como apagar las luces y cerrar la puerta).
  • Conteo excesivo.
  • Ordenar las cosas de una cierta manera.
  • Lavarse las manos repetidas veces para evitar una infección.
  • Repetir las palabras en silencio.
  • Rezar en silencio una y otra vez.

Las personas con TOC también pueden tener un trastorno de tic, como:

  • Parpadeo de los ojos.
  • Muecas faciales.
  • Encoger los hombros.
  • Sacudir la cabeza.
  • Aclarar la garganta, hacer ruidos de inhalación, o gruñidos repetidamente.

 

Síntomas de la compulsión

Las compulsiones del trastorno obsesivo compulsivo son comportamientos repetitivos que te sientes impulsado a realizar. Estos comportamientos repetitivos o actos mentales tienen como objetivo reducir la ansiedad relacionada con las obsesiones o evitar que algo malo suceda. Sin embargo, dejarse llevar por las compulsiones no trae ningún placer y puede ofrecer solo un alivio temporal de la ansiedad.

Al igual que las obsesiones, las compulsiones suelen estar relacionadas con temas como:

  • Lavado y limpieza.
  • Comprobación.
  • Recuento.
  • Orden.
  • Seguir una rutina estricta.
  • Exigir tranquilidad.

Evaluación y tratamiento 

Tras la evaluación exhaustiva se establecen una serie de objetivos de tratamiento dirigidos a eliminar la presencia de obsesiones y compulsiones y mejorar la calidad de vida de la persona.

El tratamiento psicológico conlleva un trabajo terapéutico que abarcaría las siguientes líneas generales:

  • Psicoeducación sobre la ansiedad y el Trastorno Obsesivo-Compulsivo.
  • Exposición con prevención de respuesta: exposiciones progresivas a la situación u objeto evitado, aplicando. estrategias para prevenir las conductas compulsivas.
  • Entrenamiento en habilidades de gestión emocional.
  • Reestructuración de pensamientos irracionales.

 

Proyecto3 Psicólogos nace de la experiencia profesional en clínicas que integran especialistas del sector psicológico, educativo, y de la salud, trabajando para mejorar el bienestar de cada persona en el menor tiempo posible.

Somos un equipo interdisciplinar que atiende todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infantil, juvenil o adulto.


WEB-p3-2.png

16 junio, 2022 GeneralPatologías0

La depresión es un trastorno que se caracteriza por la presencia de tristeza persistente. Cuando una persona está deprimida se siente incapaz de realizar las tareas más sencillas, que en condiciones normales hace de manera cotidiana, y pierde el interés por las actividades con las que normalmente se disfruta. Todo ello conlleva una sensación importante de angustia tanto en la persona que la padece como en su entorno sociofamiliar.

Según la OMS, más de 300 millones de personas en todo el mundo sufren depresión. Este problema afecta más a las mujeres que a los hombres y puede llegar a ser muy serio, sobre todo si se prolonga en el tiempo y no se recibe el tratamiento adecuado.

¿Qué me hace más susceptible a padecer una depresión?

La depresión es una enfermedad grave que afecta tanto a nuestra autoestima como a la forma que percibimos el mundo o el futuro y aparece un deterioro en las esferas de la vida, tanto a nivel personal, laboral como familiar. Aproximadamente un 15% de la población en España padece depresión.

¿Qué síntomas aparecen cuando se sufre una depresión?

1. Tristeza

Se muestra de una forma más intensa que cuando tenemos un problema. Se trata de un sentimiento persistente de vacío, miedo y pérdida. En los casos moderados o graves suele ser más intensa por la mañana con una disminución a lo largo del día, sin llegar a desaparecer.

2. Anhedonia

La anhedonia es la incapacidad de disfrutar de las actividades habituales o de la vida, incluso actividades que en momentos anteriores eran agradables para la persona, dejan de parecerlo. La persona valora que no hay nada que le produzca placer.

3. Ansiedad

Se puede producir un aumento de la ansiedad debido a que las personas permanecen en una situación de alerta.

4. Pensamiento depresivo

Se suelen dar distorsiones cognitivas, como el filtraje, donde la persona tiende a ver el lado negativo de la situación sin percibir el completo de esta o ver su parte positiva.

5. Problemas de concentración y memoria

Principalmente, se plasma en una tenencia a la indecisión y a la falta de atención.

6. Síntomas físicos

Desde problemas de sueño, enlentecimiento físico y mental, pérdida o aumento del apetito y peso, dolor de cabeza y hasta problemas sexuales.

 

Proyecto 3 Psicólogos

Proyecto3 Psicólogos nace de la experiencia profesional en clínicas que integran especialistas del sector psicológico, educativo, y de la salud, trabajando para mejorar el bienestar de cada persona en el menor tiempo posible. Somos un equipo interdisciplinar que atiende todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infantil, juvenil o adulto.


WEB-p3-31.png

7 junio, 2022 Patologías0

El 7 de junio se celebra el Día Mundial de Concienciación del Síndrome de Tourette El diagnóstico temprano es clave, así como la asistencia por profesionales de la salud mental, su familia y escuela.

Existen muchas creencias erróneas sobre el síndrome de Tourette que hacen que la vida de las personas con esta afección sea más difícil.  Se trata de una afección del sistema nervioso que hace que las personas produzcan movimientos y sonidos repetidos (también conocidos como tics motores y vocales), que no pueden controlar.

En general, los tics se presentan entre los 2 y los 15 años, el promedio es alrededor de los 6 años. Los hombres tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades que las mujeres de desarrollar el Síndrome de Tourette. 

Síntomas y afecciones

Estos tics involuntarios también pueden ser complicados e involucrar a todo el cuerpo, como patear y dar pisotones. Además, pueden producirse otros síntomas como el toqueteo, los pensamientos y los movimientos reiterados y los trastornos obsesivos.

También hay tics vocales. Estos tics vocales generalmente se producen junto con los movimientos. Las vocalizaciones pueden incluir gruñidos, carraspeos, gritos y ladridos. También pueden expresarse como coprolalia (el uso involuntario de palabras obscenas o de palabras y frases inapropiadas en el contexto social) o copropraxia (gestos obscenos). A pesar de su amplia difusión pública, la coprolalia y la copropraxia no son comunes en trastornos de tics.

El síndrome de Tourette puede causar problemas para el bienestar físico, mental y emocional de los niños. La educación puede ayudar a reducir las creencias negativas sobre el síndrome de Tourette, mejorar el acceso a la atención médica, asegurar un diagnóstico oportuno y, en definitiva, ayudar a los niños que tienen este síndrome a llevar vidas saludables y productivas.

Por ello, debemos recordar que:

  • Las personas con el síndrome de Tourette no siempre emiten obscenidades de manera involuntaria.

 La realidad es que la mayoría de las personas con el síndrome de Tourette no usa lenguaje inapropiado de manera excesiva o descontrolada. Conocido como coprolalia, esto afecta solamente a aproximadamente 1 de cada 10 personas con el síndrome de Tourette.

  •  El hecho de presentar un tic no significa que usted tenga el síndrome de Tourette.

Los tics, como producir sonidos (tics vocales) o hacer movimientos motores (tics motores), son parte del síndrome de Tourette, pero no se trata solo de eso. Tener un tic es complicado. Las personas pueden tener tics que van de simples y temporales que duran unas pocas semanas o unos pocos meses, hasta muchos tics complejos y de larga duración.

  • Las personas con el síndrome de Tourette no pueden controlar sus tics (movimientos o sonidos) aunque quieran hacerlo. 

Tener un tic es difícil de controlar. Los tics motores y vocales del síndrome de Tourette son involuntarios, lo cual significa que las personas no los hacen a propósito. Aunque la causa exacta de los tics todavía no se conoce, muchas personas comparan la sensación de tener un tic con tener picazón o tener que estornudar.

 

Proyecto 3 Psicólogos

Si necesitas la ayuda de expertos en el cuidado de tu salud emocional en Proyecto3 Psicólogos podemos ayudarte. Somos un equipo interdisciplinar conformado por psicólogos, psiquiatras, neuropsicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas. Ofrecemos tratamiento a pacientes de todo tipo (adultos, parejas, jóvenes y niños) con una amplia diversidad de problemas más o menos frecuentes.


WEB-p3-2.png

19 mayo, 2022 GeneralPatologías0

La necesidad de afecto básica que todo ser humano necesita se convertirá en dependencia emocional cuando las conductas que desplegamos para satisfacerla sean patológicas y desproporcionadas. Las fortalezas y la autoestima actúan como un factor de protección frente a la dependencia emocional.

¿Qué es la dependencia emocional y cómo superarla?

Se define como dependencia emocional al patrón psicológico que se caracteriza por una conducta de subordinación sentimental o afectiva hacia otra persona con la que se mantiene una relación. Para estas personas, los sentimientos de bienestar y autoestima dependen de otras, tienen una adicción hacia ellas que les priva de su libertad y de tomar sus propias decisiones.

La dependencia emocional sucede cuando una persona está convencida de que necesita a alguien más para ser feliz, sentirse realizado o completo. Afecta a millones de personas, y se puede manifestar en cualquier tipo de relación (de pareja, de amistad o familiar).

¿Qué características tiene una persona con dependencia emocional?

  • Necesidad constante de la otra persona.
  • Comportamientos sumisos.
  • Baja autoestima.
  • Inseguridad, necesidad de valoración externa.
  • Miedo a la soledad.

Causas de la dependencia emocional

La dependencia emocional está alimentada por la falta de autoestima y por aquellas inseguridades personales que alimentan la desconfianza, el miedo y la incertidumbre. Debido a todo ello, la necesidad de buscar seguridad y control aumenta de forma exponencial.

En el interior de una persona con dependencia afectiva existe un nivel de sufrimiento sumamente alto, porque quien la padece llega a pensar que es incapaz de vivir sin esa persona.

Consejos para superar la dependencia emocional

1. Reconocer que existe un problema

Una de las cosas más complicadas de hacer cuando alguien se encuentra en esta situación es hacer una reflexión profunda sobre lo que está ocurriendo. Es más fácil mirar para otro lado o culpar a otras personas que mirar para adentro y reconocer que tenemos un problema.

Tomarse un tiempo para la autoobservación y reconocer de forma sincera que hay un problema es el principio para poder dar un paso al frente y acabar con la dependencia emocional.

2. No tener miedo a la incertidumbre

Y es que, muchas veces, es el miedo a estar solos lo que nos hace volver y volver a esa relación tóxica que nos causa tanto dolor y sufrimiento. Cuando sentimos que el futuro solos es incierto, preferimos quedarnos ahí, en el lugar que ya conocemos. Por tanto, es necesario salir de la la zona de confort y adoptar una actitud positiva frente al cambio.

3. Aprendre a decir “no”

Aprender a ser asertivo es esencial para gozar del equilibrio emocional necesario para disfrutar de un mayor bienestar. Ser asertivo significa decir lo que uno piensa respetando a la otra persona con la que interactúa. Es decir, se trata de respetar a la otra parte, pero también significa respetarse a uno mismo. Aprender a decir “no” es imprescindible para recuperar la autonomía emocional.

4. Trabajar en uno mismo

El principal problema de las personas que son emocionalmente dependientes es que están demasiado pendientes de la otra persona y se olvidan de quién son. Uno debe perseguir sus metas, tener sus aficiones y trabajar en crecer cada día un poco como ser humano, en otras palabras, autorrealizarse. Para dejar de ser una persona emocionalmente dependiente, una de las claves es luchar por el propio desarrollo personal.

5. Reforzar tu autoestima

Trabajar en uno mismo es el primer paso para reforzar la propia autoestima, que, como ya se ha dicho, es una de las principales causas por las que un individuo se encuentra en esta situación. Además, cuanto más tiempo se esté en esta relación tóxica, más se sufre las consecuencias en lo relativo a la autoestima.

 

Proyecto3 Psicólogos

Si necesitas la ayuda de expertos en el cuidado de tu salud emocional en Proyecto3 Psicólogos podemos ayudarte. Somos un equipo interdisciplinar conformado por psicólogos, psiquiatras, neuropsicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas.


WEB-p3-1.png

17 mayo, 2022 GeneralPatologías0

El trastorno límite de la personalidad es un trastorno de la salud mental que impacta la forma en que piensas y sientes acerca de ti mismo y de los demás, causando problemas para insertarte normalmente en la vida cotidiana. Incluye problemas de autoimagen, dificultad para manejar las emociones y el comportamiento, y un patrón de relaciones inestables.

Con el trastorno límite de la personalidad, se tiene un temor profundo al abandono o a la inestabilidad, y se puede tener dificultad en tolerar estar solo. Sin embargo, la ira desmesurada, la impulsividad y los frecuentes cambios de ánimo pueden alejar a los demás, pese a que quieras tener relaciones afectuosas y duraderas.

¿Qué siente una persona con TLP?

  • Constantes esfuerzos para evitar el abandono real o imaginado.
  • Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizada por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación.
  • Alteración de la identidad: Autoimagen o sentido de sí mismo acusada y persistentemente inestable.
  • Impulsividad en al menos dos áreas, que es potencialmente dañina para sí mismo (Por ejemplo, gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida).
  • Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamientos de automutilación.
  • Inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo (P.ej., episodios de intensa disforia, irritabilidad o ansiedad, que suelen durar unas horas o rara vez unos días).
  • Sentimientos crónicos de vacío.
  • Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlar la ira.
  • Ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.

 

El trastorno límite de la personalidad tiene una gran variedad en el grado de intensidad de los síntomas y de tipología clínica, pero el factor común más significativo es el gran nivel de sufrimiento que suelen padecer y expresar estas personas. Aunque es difícil obtener datos concluyentes por la complejidad del proceso diagnóstico del trastorno, el TLP parece afectar en torno al 1% de la población general adulta.

En general, el TLP se asocia preferentemente a personas jóvenes, de cualquier clase social, que viven en ciudades y no tienen pareja. En cuanto a la distribución por sexo, en la población que está en tratamiento hay más mujeres, el doble y a veces el triple, que hombres, pero los últimos estudios ponen en cuestión que sea así también en la población general.

Tratamiento para el TLP

La mejor terapia para el TLP es la terapia dialéctico-conductual (TDC). La TDC enseña a los pacientes habilidades para manejar sus emociones y dejar de hacerse daño. Se llama “dialéctico” porque se trata de aprender a equilibrar dos conceptos que parecen opuestos: la necesidad de ser aceptado y la necesidad del cambio. Los estudios a largo plazo muestran que la TDC (DBT, por sus siglas en inglés) funciona bien para el TLP.

No hay medicamentos para tratar el TLP. Sin embargo, a veces la medicación puede ayudar a síntomas específicos del TLP, como la depresión, el comportamiento impulsivo y la ansiedad.

 


WEB-p3-36.png

Las enfermedades mentales en los niños pueden ser difíciles de identificar para los padres. Como resultado, muchos niños que podrían beneficiarse del tratamiento no reciben la ayuda que necesitan. Entiende cómo reconocer los signos de advertencia de las enfermedades mentales en los niños y cómo puedes ayudar a tu hijo.

Los trastornos de salud mental en los niños se definen generalmente como retrasos o interrupciones en el desarrollo del pensamiento, en las conductas, en las habilidades sociales o en la regulación de las emociones adecuados para la edad.

 

¿Cuáles son los problemas psicológicos más comunes en los niños?

Trastorno de déficit de atención e hiperactividad

Es uno de los trastornos más comunes durante la niñez, además, dependiendo del tipo este puede durar hasta la adultez. Por lo general, los niños suelen tener problemas para concentrarse, sin embargo, esto debería mermar mientras crece. Si este problema persiste con el tiempo, es posible que sufra de trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDHA).

Ansiedad

Los niños pueden sufrir de ansiedad debido a un miedo o preocupación de alto nivel. Gracias a esto, es posible desencadenar una serie de inconvenientes sociales, escolares e incluso familiares. Esta inestabilidad emocional también la produce situaciones que han generado un estrés postraumático.

Conducta agresiva

Este inconveniente se presenta cuando el infante tiene el principal objetivo de hacer daño a un objeto o persona. En este caso se debe de tener sumo cuidado ya que hay grandes posibilidades de que lastime a algún compañero de clase.

Autismo

Este trastorno neuropsiquiátrico debe tratarse de la forma adecuada y dependiendo de la profundidad del mismo, será necesario aplicar medidas más estrictas. Por ello, el psicólogo debe estar presente para comprobar su diagnóstico e indicar a los padres las acciones y el tratamiento a seguir para mejorar la calidad de vida del niño/a.

 

Causas de las enfermedades mentales infantiles

No hay una causa única cuando un niño desarrolla un trastorno mental, sino más bien un conjunto de factores multicausales. Hay diversos factores que han sido asociados con la presencia de psicopatología en niños:

  • Factores biológicos :estos factores están relacionados con los neurotransmisores en el cerebro del niño. Un desequilibrio en el nivel de neurotransmisores puede indicar la presencia de un trastorno mental. Los niveles de serotonina puede ser un factor a tener en cuenta.
  • Factores ambientales: el contexto en el que el niño se desarrolla tiene efectos en su desarrollo. Eventos estresantes (trauma, abuso…) pueden afectar a las habilidades del niño e incrementar el riesgo de desarrollar un trastorno mental.
  • Factores psicológicos: baja autoestima o problemas con la imagen corporal afectan como los niños se perciben a sí mismos y pueden incrementar el riesgo de psicopatología.
  • Lesiones cerebrales: pueden incrementar el riesgo de trastorno mental en el niño. La lesión cerebral puede producirse por un accidente, abusos, etc.

 

Proyecto 3 Psicólogos

En nuestro centro de psicología de Proyecto3 Psicólogos nos reunimos un nutrido equipo de profesionales especializados en tratar con niños y jóvenes de todas las edades. Sea cual sea el problema que te preocupa    referente a tu hijo o hija podemos ayudarte.

Consúltanos para tener más información y poder aconsejarte de la mejor forma posible.


Dirección

Miguel Ángel 24, 3º interior izq. 28010

Teléfono

910149575 / 665806761

Horario

Lunes – Viernes, 08:00 – 20:30 Sábado, 10:00 – 14:00
Más Información y Cita
whatsapp Whatsapp
Call Now Button¡Llámanos!