BLOG    |   Trabaja con nosotros    |   Contacto   |   Llámanos: 910 14 95 75



BLOG

WEB-p3-2.png

22 noviembre, 2022 General0

El cine es una herramienta útil para transmitir emociones y mensajes positivos de los que extraer un aprendizaje que pueda aplicarse en el día a día. Estas películas para reforzar la autoestima pueden servir de ayuda, mediante sus argumentos y enseñanzas, para fomentar una serie de pensamientos y valores que refuercen y mejoren la autoestima de los espectadores.

Aunque las películas motivacionales y de superación personal no son un género como tal, hay exitosas producciones que han logrado destacar en la industria. Películas como La Teoría del Todo, Forrest Gump o Billy Elliot transmiten grandes mensajes de superación, solidaridad y la importancia de luchar por tus sueños.

Además de un excelente guion y dirección, este tipo de películas comparten historias y mensajes positivos que inspiran al espectador.

Cinco películas para reforzar tu autoestima

1. Intocable

‘Intocable’ es una historia de superación y amistad. Es perfecta para entender el valor de la empatía y la amistad. Un millonario sufre un accidente de parapente, causándole una parálisis que lo obliga a permanecer en silla de ruedas. Entonces, contrata a un joven cuidador, procedente de un barrio marginal, que de alguna manera le cambia la vida. Aunque pertenecen a mundos diferentes, forjan un vínculo muy fuerte.

2. En busca de la felicidad

La cinta, que está basada en la historia real de Chris Gardner, un padre que lucha por sacar al pequeño de 5 años. En esta historia de supervivencia, padre e hijo se verán obligados a abandonar su piso y convertirse en vagabundos, teniendo que vivir en centros de acogida y estaciones de autobús sin perder nunca la esperanza por encontrar la felicidad

 “Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo, ¿vale? Si tienes un sueño, tienes que protegerlo”. 

3. Amélie

Amélie cuenta la historia de una joven alegre, de gran imaginación y con una luz especial, que sufrió una serie de acontecimientos negativos a lo largo de su vida. Sin embargo, a sus 22 años, descubre cuál es su propósito y qué le hace feliz: compartir felicidad al resto y ayudarles a enfrentar sus problemas. Esta película es un gran ejemplo de cómo sobreponerse a los momentos adversos de la vida. Además de poner de manifiesto la importancia de ayudar a los demás y el bienestar que produce.

4. La teoría del todo

‘La teoría del todo’ está basada en ‘Travelling to Infinity: My Life with Stephen’, las memorias de Jane Hawking, esposa de Stephen Hawking. La película se adentra en la historia de una de las mentes más extraordinarias de nuestros tiempos, en su relación con su esposa y en cómo enfrenta una enfermedad degenerativa que no le impide ser brillante

5. Forrest Gump

Forrest Gump, el protagonista de este film, padece desde su nacimiento un pequeño retraso mental. Sin embargo, su capacidad para sobreponerse a los momentos difíciles y su buen corazón le harán ser el protagonista de muchos hechos relevantes de su país durante varios años. Realza el poder del amor, la integración social de las personas con discapacidad y el valor de las acciones positivas.

¿Qué te han parecido nuestras cinco sugerencias para ayudar a reforzar tu autoestima? Seguro que ya habías visto alguna o incluso todas. El cine es una gran vía para relajarnos, aprender, entender otros puntos de vista…Eso sí sientes que algo no va bien, que necesitas hablar con un profesional o que ya no sabes cómo gestionar problemas como el estrés o la ansiedad lo mejor es que que te pongas en manos de los expertos.

 

Conoce Proyecto 3 Psicólogos

En Proyecto3 Psicólogos nos distingue un enfoque interdisciplinar desde el que atendemos todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infanto juvenil o adulto.  Desde la neuropsicología, psicología, logopedia, psiquiatría, terapia ocupacional y psicopedagogía.

 


Copia-de-Sin-titulo-1-1.png

17 noviembre, 2022 EspecialidadesServicios0

La terapia ocupacional es cada vez más una especialidad conocida y necesaria en muchos ámbitos de nuestra sociedad, ya que sus tratamientos pueden ser útiles desde la infancia hasta la vejez. Pese a que sus inicios se remontan a tiempos milenarios, aún muchos terapeutas se ven obligados a reivindicar su trabajo y su importancia dentro de la recuperación, adaptación y desarrollo de las personas. 

¿Cuál es el origen de la Terapia Ocupacional?

Hay registros que indican que la ocupación, como terapia, se empleaba ya en el año 2600 A.C. en la antigua China. Posteriormente los egipcios, los griegos o los romanos, la utilizaron con distintas connotaciones. Por desgracia esta técnica desaparece temporalmente durante la Edad Media, pero resurge en el Renacimiento con la creación del primer hospital psiquiátrico de Europa en Valencia en 1409.

Entre los siglos XVIII y XIX se comienza a utilizar la terapia ocupacional como herramienta para el abordaje de personas con enfermedades mentales. Se observó que la ocupación organizaba su vida, generando rutinas y con ello se reducían las conductas desadaptadas. Sin embargo, no fue hasta el final de la II Guerra Mundial cuando se reconoció la terapia ocupacional como una profesión.

¿Qué es la terapia ocupacional?

La Terapia Ocupacional (T.O) es, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), «el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficit invalidantes y valora los supuestos comportamentales y su significación profunda para conseguir la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social».

La terapia ocupacional es una profesión sanitaria, cuyo objetivo es conseguir que las personas con alguna restricción en la participación dentro de su entorno, puedan desarrollar sus actividades de la vida cotidiana de forma independiente y autónoma. Los terapeutas ocupacionales tratan de facilitar que cada persona haga y elija las actividades que le interesan, independientemente de sus condiciones físicas o psíquicas.

Tratamientos individualizados

Una de las señas de identidad de la terapia ocupacional es que el tratamiento se basa en las necesidades concretas que tiene cada paciente en su día a día. Así, las sesiones son totalmente individualizadas.

La figura del terapeuta ocupacional suele relacionarse con la tercera edad: de hecho, en España es en este ámbito en el que la profesión tiene más presencia. Pero las personas que pueden beneficiarse de la terapia ocupacional son muchas y con trastornos muy variados: desde un bebé que ha nacido prematuro y necesita estimulación sensorial a un adulto que se ha fracturado un fémur, pasando por un afectado por ictus o por alguien con esclerosis múltiple, solo por poner algunos ejemplos.

Tipos de terapias

Los profesionales que desarrollan esta profesión, están dotados de unos conocimientos socio-sanitarios englobados dentro del ámbito de la rehabilitación, los cuales permiten la intervención en tres ámbitos: automantenimiento, productividad y ocio de la persona.

Por lo general, los terapeutas ocupacionales que trabajan con niños, lo hacen porque no han alcanzado el desarrollo que se espera para su edad. Quizá estos niños no son capaces de jugar con sus juguetes, de realizar las tareas que se le pide en el colegio o no se relacionan con otros niños. Los terapeutas tratan de estimular la adquisición de esas habilidades directamente con el niño, pero también ayudan a la familia a que se sienta segura aportando los mejores cuidados a su hijo.

Cuando se trabaja con personas adultas, suele ser debido a la presencia de alguna patología, que restringe su autonomía. Puede ser por distintos motivos:

  • Patologías neurodegenerativas: Parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple, ELA, etc.
  • Patologías neurológicas sobrevenidas: ictus, traumatismo craneoencefálico, lesión medular, etc.
  • Lesiones traumatológicas (amputaciones) o reumáticas (artritis, artrosis).
  • Patologías psiquiátricas.
  • Discapacidades congénitas, que permanecen en la edad adulta: Síndrome de Down, parálisis cerebral, afectación de la visión, audición, etc.

¿Qué hace un terapeuta ocupacional?

Dependiendo de la edad y la patología que aborden, los terapeutas ocupacionales actúan como rehabilitadores integrales, es decir, ayudan a los pacientes a dominar las actividades básicas de su día a día tales como vestirse, comer o utilizar el baño solos.

Dentro de sus funciones destacan:

  • Valorar las capacidades y limitaciones de cada persona.
  • Elaborar y evaluar los programas de tratamiento de rehabilitación, marcando los distintos objetivos.
  • Entrenar con el paciente las actividades básicas de la vida diaria.
  • Prescribir y entrenar en el uso de órtesis, prótesis y otras ayudas técnicas.
  • Elaborar programas de adaptación del entorno y la eliminación de barreras arquitectónicas.
  • Capacitar al individuo para lograr el mayor grado de reinserción socio-laboral posible como miembro activo dentro de su comunidad.

 

Expertos en Terapia Ocupacional

Proyecto 3psicólogos pertenece a una red de centros interdisciplinar en el que un equipo de Terapeutas Ocupacionales y Fisioterapeutas trabajan de forma coordinada con otros profesionales de la salud mental y del desarrollo tales como psicólogos, logopedas, psiquiatras, neuropsicólogos y fisioterapeutas, porque nuestra prioridad es tu bienestar.

Nuestros terapeutas

Diplomada en Terapia Ocupacional por la Universidad Rey Juan Carlos. Tania tiene formación en INTEGRACIÓN SENSORIAL por la UNIVERSIDAD SUR DE CALIFORNIA –AYTONA, en intervención en TEA y en terapia BOBATH en adultos. Más de cinco años de experiencia en atención temprana y en pacientes con daño cerebral y población geriátrica. Experiencia en intervenciones asistidas con animales.


WEB-p3-1.png

15 noviembre, 2022 Patologías0

¿Te enfureces cuando alguien te lleva la contraria? ¿Te irritas ante cualquier situación que se escapa de tu control?¿Se te dispara la presión arterial cuando tu hijo se niega a colaborar? La ira es una emoción normal, e incluso sana, pero es importante afrontarla de forma positiva. La ira descontrolada puede afectar tanto tu salud como tus relaciones.

¿Qué es la ira?

La ira es una reacción emocional lógica ante situaciones que se perciben como una injusticia o ante algo que se interpone en la consecución de objetivos personales. Desde esta perspectiva, como cualquier emoción, no sólo es útil, sino también necesaria, pues supone una voz de alarma que resulta en una reacción impulsiva de contraposición a algo que se considera como una agresión, injusticia…Sin embargo, la irascibilidad puede ser también un síntoma propio de estados de ansiedad, agotamiento, depresión, trastornos de la conducta o incluso de fases avanzadas de demencia.

El problema viene cuando esta emoción nos desborda continuamente y no somos capaces de controlarla o cuando nos ponemos iracundos en situaciones en las que en realidad las cosas no son “para tanto”.

Es una emoción humana natural, como la alegría, tristeza y el miedo y, en la mayoría de las personas, se mantiene dentro de un rango seguro y saludable.  No obstante, para algunos, los episodios frecuentes e intensos de ira pueden interferir gravemente con su vida cotidiana y llevar a una conducta destructiva. Entonces, ¿cómo controlar la ira? Comprenderla y obtener la ayuda adecuada para comenzar a controlarla puede marcar una diferencia grande y duradera.

La ira puede ir acompañada de cambios, tanto psicológicos como fisiológicos. Por este motivo, entre otros, es fundamental aprender a controlarla.

6 técnicas eficaces para controlar la ira

1. Piensa antes de hablar

En un momento de enojo, es fácil decir algo de lo que luego te arrepentirás. Tómate unos momentos para ordenar tus pensamientos antes de decir algo, y permite que las otras personas involucradas en la situación hagan lo mismo.

2. Una vez que te tranquilices, expresa tu ira

Tan pronto como puedas pensar con claridad, expresa tu frustración de una manera asertiva pero no confrontativa. Comunica tus preocupaciones y necesidades de manera clara y directa, sin herir a los demás ni tratar de controlarlos.

3. Tómate un tiempo para reflexionar

Los tiempos para reflexionar no son solo para niños. Date pequeños descansos en los momentos del día que tienden a ser estresantes. Algunos momentos de tranquilidad pueden ayudar a que te sientas mejor preparado para manejar lo que sucederá después sin irritarte o enojarte.

4. Identifica posibles soluciones

En lugar de concentrarte en lo que te enojó, esfuérzate por resolver el problema en cuestión. ¿Te vuelve loco que la habitación de tu hijo esté desordenada? Cierra la puerta. ¿Tu pareja llega tarde a cenar todas las noches? Programa comidas más tarde en la noche o acuerda comer solo algunas veces a la semana. Recuerda que la ira no soluciona nada y solo podría empeorar todo.

5. Usa el humor para aliviar la tensión

Tomarse las cosas con calma puede ayudar a aliviar la tensión. Utiliza el humor como ayuda para afrontar lo que te enoja y, posiblemente, las expectativas poco realistas que tengas sobre cómo deberían ser las cosas. Sin embargo, evita el sarcasmo, dado que puede herir los sentimientos y empeorar las cosas.

6. Practica técnicas de relajación

Cuando te sientas exasperado, pon en práctica las técnicas de relajación. Practicar ejercicios de respiración profunda, imagina una escena relajante o repite una palabra o una frase que te tranquilice, como «Tómalo con calma». También puedes escuchar música, escribir un diario o practicar algunas posturas de yoga: lo que sea necesario para relajarte.

 


WEB-p3-6.png

10 noviembre, 2022 Patologías0

Todos vivimos en la vida momentos y situaciones que no sabemos cómo gestionar, que nos sobrepasan o nos dejan paralizados. Puede ser un accidente, la pérdida de un ser querido, haber sufrido abusos, ser testigo de accidentes o atrocidades…Estos sucesos suelen generar emociones muy intensas y pueden causarnos traumas psicológicos o emocionales.

¿Qué es un trauma?

Un trauma psicológico es un conjunto de recuerdos pertenecientes principalmente a la memoria emocional que han quedado almacenados en nuestra mente de manera que vienen a nuestra consciencia de manera relativamente frecuente y nos causan un gran malestar, normalmente vinculada a la angustia y muchas veces también a la vergüenza y los sentimientos de indefensión.

Los traumas tienen su origen en una situación estresante y amenazadora que ha sobrepasado nuestros mecanismos de afrontamiento. Surge cuando hemos sufrido un miedo muy intenso y nos hemos sentido incapaces de gestionarlo. Normalmente, están basados en experiencias pasadas que están relacionadas de algún modo con la violencia y la muerte: palizas, abusos sexuales y violaciones, pérdidas de seres queridos por accidentes, etc.

No obstante, todos los traumas no son el resultado de un episodio puntual. A veces se produce un “trauma acumulativo”, el resultado de haber estado expuestos durante un largo periodo de tiempo a situaciones que no hemos logrado asumir ni hemos podido gestionar.

Síntomas Trauma Psicológico

Algunos síntomas que pueden indicar la existencia de un trauma psicológico son:

  • Insomnio y pesadillas.
  • Irritabilidad.
  • Ansiedad y nerviosismo.
  • Miedo.
  • Confusión.
  • Sensación de culpa y vergüenza.
  • Indiferencia emocional.

Las consecuencias de los traumas emocionales

El origen de muchos problemas psicológicos se encuentra en los traumas emocionales. Cuando no logramos superar un trauma, pueden aparecer diferentes trastornos que afectarán a nuestro desempeño y calidad de vida.

  • Ansiedad. La ansiedad es un trastorno vinculado al miedo, por lo que es usual que después de un episodio traumático desarrolles una actitud hipervigilante y aprensiva que da paso a la ansiedad.
  • Depresión. Cuando el trauma es muy grande, puedes experimentar un profundo sentimiento de indefensión y desesperanza. Puedes perder la alegría y los motivos para vivir, por lo que podrías desarrollar un cuadro depresivo e incluso tener ideas suicidas.
  • Trastorno por estrés postraumático. El trauma se revive en forma de recuerdos angustiosos recurrentes e involuntarios que provocan un gran malestar. En algunos casos pueden aparecer reacciones disociativas en las que pierdes el contacto con la realidad y crees que los hechos traumáticos están ocurriendo realmente.
  • Aislamiento social. Debido al miedo a que vuelva a ocurrir un evento similar, es probable que poco a poco limites tus actividades sociales y te aísles.
  • Trastornos disociativos. La disociación es un síntoma claro de haber sufrido un trauma emocional, debido a que es una respuesta automática de nuestro cerebro para desconectarse del dolor.

Tratamientos para un trauma psicológico

Dentro de las técnicas más empleadas están:

  • La técnica EMDR, una de las técnicas más vanguardistas dentro de la Psicología que se utiliza mucho para superar el estrés postraumático. Esta técnica estimula ambos hemisferios cerebrales mediante sonidos alternos en los oídos, las manos o mediante estimulación visual. Esto le da un significado a lo ocurrido, ya que se trabaja en los sonidos, olores, pensamientos, imágenes y sensaciones relacionadas con el momento traumático.
  • La hipnosis es otra técnica recurrente a la hora de superar un evento traumático. En este caso el paciente está relajado pero atento, lo que produce una disminución de la activación cortical. Esto permite reestructurar recuerdos y disminuir el impacto negativo que se produce en nuestras emociones.
  • Técnicas Mindfulness que consiste en ejercicios mentales para combatir el impacto traumático. Es un tipo de meditación que ayuda al paciente a paliar los malestares mentales, prestando atención al momento y dejando de lado las cosas banales que le rodean.
  • Técnicas de integración cerebral es una de las técnicas más utilizadas para resolver traumas, ataques de pánico y ansiedad. Esta técnica trabaja, desde un abordaje neurofisiológico, cognitivo y eléctrico, el campo del pensamiento y la manera en la que el cerebro recopila la información.
  • Brainspotting: aborda los traumas desde una perspectiva profunda y transformadora, lo que ayuda al paciente a superar las heridas emocionales provocadas por el hecho traumático. La técnica consiste en conectar las reacciones emocionales y físicas con el objetivo de identificar el punto cerebral y liberar las emociones bloqueadas.

 

En Proyecto3 Psicólogos nos distingue un enfoque interdisciplinar desde el que atendemos todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infanto juvenil o adulto.

En el diagnóstico y tratamiento, establecemos sinergias entre los profesionales desde las diferentes áreas que benefician al paciente; utilizamos nuevas tecnologías aplicadas, técnicas científicamente probadas y mantenemos una estrecha colaboración con familia y colegio.


WEB-p3-5.png

8 noviembre, 2022 Patologías0

Los trastornos de ansiedad se encuentran entre las enfermedades mentales más comunes. En España se estima que un 40% de las personas sufre ansiedad o depresión. Además, las mujeres tienen el doble de probabilidades de padecerla que los hombres.

Sentir ansiedad de modo ocasional es una parte normal de la vida…Pero en las personas que tienen un trastorno de ansiedad, estos sentimientos duran más tiempo y son más intensos. Estos sentimientos interfieren con las actividades diarias, son difíciles de controlar y  son desproporcionados en comparación con el peligro real y pueden durar un largo tiempo.

¿Qué es un ataque de ansiedad?

Los ataques de ansiedad se pueden manifestar de forma muy variable. Recordemos que la crisis aparece de forma súbita y en pocos minutos alcanzan su máxima intensidad. El ataque de ansiedad produce gran desesperación y angustia y puede detonar los siguientes síntomas en las personas que lo padecen:

  • Aceleración del pulso o sensación de palpitaciones.
  • Sensación de ahogo o dificultad para respirar.
  • Presión en el pecho.
  • Sudoración.
  • Dolor de cabeza.
  • Llanto o gritos incontrolables.
  • Ganas de vomitar (náuseas).
  • Sensación de mucho calor o escalofríos.
  • Mareo, aturdimiento o sensación de desmayo.
  • Hormigueo en las manos o en la cara.
  • Miedo a “volverse loco” o a perder el control.
  • Miedo a morir de forma inminente.

Normalmente, después de vivir un episodio así, las personas desarrollan una inquietud o preocupación continua ante la posibilidad de que la crisis de ansiedad se repita. Este temor los lleva a modificar sus hábitos y conductas, con el objetivo de evitar nuevas crisis de pánico. Así, evitan hacer o acudir a determinados lugares que relacionan con las crisis, pudiendo desarrollar posteriormente una Agorafobia o una Depresión.

Causas de un ataque de ansiedad

La ansiedad como mecanismo adaptativo, es buena, funcional, normal y no representa ningún problema de salud. Sin embargo, en algunos casos, este mecanismo funciona de forma alterada y en lugar de ayudarnos, nos incapacita. ¿Qué es lo que puede estar influyendo?

  • Interpretación de una situación como desbordante ante los recursos que tenemos.
  • Afrontamiento de situaciones estresantes y acumulación de estrés.
  • Para algunas personas, la ansiedad puede estar relacionada con un problema de salud.
  • Tipo de personalidad.
  • Trastornos mentales. Existen personas que padecen otros trastornos mentales que pueden padecer un ataque de ansiedad.
  • Consumo de alcohol o drogas.
  • Haber sufrido situaciones traumáticas.

 

A través del tratamiento psicológico encontramos el origen real del trastorno de pánico, además de dotar a la persona de estrategias y herramientas para controlar su ansiedad, y en definitiva su vida, no desde el miedo y la evitación, sino desde la seguridad y la confianza.

Si piensas que puedes estar en esta situación quizá sea hora de pedir ayuda. Cualquier momento es bueno para iniciar tu proceso terapéutico y en Proyecto 3 psicólogos estamos encantados de acompañarte con nuestras terapias.


WEB-p3-2-1.png

2 noviembre, 2022 Patologías0

Seguro que alguna vez tu mismo lo has dicho o has escruchado expresiones de los demás como “estoy estresado”, “tengo ansiedad” o similares. Son conceptos que tenemos tan integrados en nuestro lenguaje cotidiano, que es muy frecuente que los usemos de forma indistinta y en algunas ocasiones incluso sin saber exactamente qué significan o cuál es el alcance de sus connotaciones. Ansiedad o estrés: aprendamos a diferenciarlas

¿Qué es el estrés?

Cuando hablamos de estrés nos estamos refiriendo, en líneas generales, a una reacción de tensión que sufre nuestro organismo ante un estímulo que se percibe como desafiante. Esta reacción se manifiesta normalmente con inseguridad, hipervigilancia, tensión muscular, síntomas estomacales, etc

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es miedo, preocupación, temor… un sentimiento que puede tener diferentes intensidades, a veces adaptativas y naturales, pero en otras ocasiones nos puede anular por completo. Se trata de un estado emocional que tiene lugar sin que exista necesariamente una amenaza real. Las causas de la ansiedad pueden ser físicas, emocionales o deberse al pasado.

Cómo diferenciar entre el estrés y la ansiedad

El estrés y la ansiedad son parte de la misma reacción del cuerpo y tienen síntomas similares. Esto significa que puede ser difícil diferenciarlos. El estrés tiende a ser por un corto tiempo y es la respuesta a una amenaza reconocida. La ansiedad puede permanecer y algunas veces parecer como si nada la desencadena.

Podemos establecer que las diferencias principales entre estos conceptos radican en su naturaleza y manifestación

Hay casos en los que los estados estresantes se manifiestan a través de sintomatología física como puede ser la digestiva, otros en los que se producen erupciones cutáneas, cefaleas tensionales, dolores articulares, etc. Sin embargo, un cuadro de ansiedad va más allá.

Es una expresión más compleja que, además del plano físico, involucra aspectos de nuestro procesamiento cognitivo en el que se verán afectadas (además de lo ya comentado) nuestras emociones. Pueden aparecer pensamientos intrusivos, ideas obsesivas, pesimismo, irascibilidad, etc.

 

Proyecto3 Psicólogos

Nos distingue un enfoque interdisciplinar desde el que atendemos todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infanto-juvenil o adulto.

En el diagnóstico y tratamiento, establecemos sinergias entre los profesionales desde las diferentes áreas que benefician al paciente; utilizamos nuevas tecnologías aplicadas, técnicas científicamente probadas y mantenemos una estrecha colaboración con familia y colegio. Todo ello porque nuestro mayor logro es tu bienestar.


WEB-p3-1.png

27 octubre, 2022 Especialidades0

La terapia ocupacional es cada vez más una especialidad conocida y necesaria en muchos ámbitos de nuestra sociedad, ya que sus tratamientos pueden ser útiles desde la infancia hasta la vejez. 

¿Qué es la terapia ocupacional?

Es una profesión sanitaria, cuyo objetivo es conseguir que las personas con alguna restricción en la participación dentro de su entorno, puedan desarrollar sus actividades de la vida cotidiana de forma independiente y autónoma.

Cada 27 de octubre se celebra el Día Mundial de la Terapia Ocupacional, desde que así lo proclamase en el año 2010 la Federación Mundial de Terapia Ocupacional (WFOT). Este día se creó con el objetivo de promover la profesión de la terapia ocupacional a nivel internacional. Se busca crear conciencia, tanto en los terapeutas ocupacionales como en la sociedad en general, sobre el impacto que tiene esta profesión a nivel global.

Los Terapeutas Ocupacionales poseen una formación extensa que les proporciona las habilidades y los conocimientos para trabajar con aquellos individuos o grupos de población que sufren la afectación de una estructura corporal o función, debida a algún cambio de salud, y que por tanto hace que experimenten limitaciones en su participación.

La Terapia Ocupacional se ejerce en una gran variedad de ámbitos de actuación, incluidos hospitales, centros de salud, domicilios particulares, lugares de trabajo, escuelas, centros de menores y residencias de ancianos. Los usuarios están involucrados activamente en el proceso terapéutico y los resultados de la terapia ocupacional son diversos, dirigidos a ellos y medidos en términos de participación o satisfacción.

 Los Terapeutas Ocupacionales son profesionales sanitarios dedicados a:

  • Rehabilitación física, neurológica, geriátrica y pediátrica
  • Adaptación e Integración escolar
  • Estimulación temprana
  • Rehabilitación en Salud Mental
  • Rehabilitación psicosocial
  • Drogodependencias
  • Discapacidad psíquica
  • Traumatología, entrenamiento de prótesis y diseño de ortesis
  • Productos de apoyo, adaptación del entorno, y acceso al ordenador
  • Docencia e investigación
  • Valoración domiciliaria
  • Valoración y entrenamiento laboral
  • Tecnología de la Rehabilitación

¿Qué hace un terapeuta ocupacional?

Dependiendo de la edad y la patología que aborden, los terapeutas ocupacionales actúan como rehabilitadores integrales, es decir, ayudan a los pacientes a dominar las actividades básicas de su día a día tales como vestirse, comer o utilizar el baño solos.

Dentro de sus funciones destacan:

  • Valorar las capacidades y limitaciones de cada persona.
  • Elaborar y evaluar los programas de tratamiento de rehabilitación, marcando los distintos objetivos.
  • Entrenar con el paciente las actividades básicas de la vida diaria.
  • Prescribir y entrenar en el uso de órtesis, prótesis y otras ayudas técnicas.
  • Elaborar programas de adaptación del entorno y la eliminación de barreras arquitectónicas.
  • Capacitar al individuo para lograr el mayor grado de reinserción socio-laboral posible como miembro activo dentro de su comunidad.

Expertos en Terapia Ocupacional

Proyecto 3psicólogos pertenece a una red de centros interdisciplinar en el que un equipo de Terapeutas Ocupacionales y Fisioterapeutas trabajan de forma coordinada con otros profesionales de la salud mental y del desarrollo tales como psicólogos, logopedas, psiquiatras, neuropsicólogos y fisioterapeutas, porque nuestra prioridad es tu bienestar.

Nuestros terapeutas

Diplomada en Terapia Ocupacional por la Universidad Rey Juan Carlos. Tania tiene formación en INTEGRACIÓN SENSORIAL por la UNIVERSIDAD SUR DE CALIFORNIA –AYTONA, en intervención en TEA y en terapia BOBATH en adultos. Más de cinco años de experiencia en atención temprana y en pacientes con daño cerebral y población geriátrica. Experiencia en intervenciones asistidas con animales.

 


WEB-PERSONALIDAD.png

24 octubre, 2022 General0

¿Cómo te definirías?  ¿Sabes qué características marcan tu personalidad? En este post hablaremos sobre qué es la personalidad y cinco rasgos principales que la definen según el modelo Big Five del insvestigador Lewis Goldberg.

La personalidad, entendida como las diferencias individuales en los patrones de pensamiento, sentimientos y comportamientos, se forma a lo largo de la vida y determina nuestras actitudes y decisiones. Por eso, comprender cómo somos nos ayudará a detectar nuestras fortalezas y puntos débiles, para crecer como personas y mejorar nuestro bienestar y equilibrio emocional.

A lo largo de la historia de la Psicología se han desarrollado diferentes teorías para explicar la personalidad, pero el modelo de las cinco dimensiones de la personalidad, más conocido como “Big Five”, es el que ha prevalecido. Su creador, Lewis Goldberg, es uno de los investigadores más prominentes en el campo de la psicología de la personalidad.

Los cinco grandes rasgos de personalidad, también llamados factores principales, suelen recibir los siguientes nombres: factor O (apertura a las nuevas experiencias), factor C (responsabilidad), factor E (extroversión), factor A (amabilidad) y factor N (neuroticismo o inestabilidad emocional), formando así el acrónimo “OCEAN”.

5 rasgos que determinan tu personalidad

 1. Apertura a la experiencia

Este aspecto muestra en qué grado un individuo tiende a buscar nuevas experiencias personales y concibe de manera creativa su futuro.

Las puntuaciones altas en apertura definen a personas intelectualmente curiosas, que aprecian el arte, interesadas por ideas nuevas y valores no convencionales, atentas a sus emociones y a las de los demás, así como altamente sensibles a la belleza. Aquellas personas que tienen puntuaciones bajas en esta categoría son personas que disfrutan de lo sencillo más que de lo complejo, ambiguo y sutil.

2. Responsabilidad

Este rasgo hace referencia a lo centrada que está una persona en la consecución de sus objetivos, y lo disciplinada que es a la hora de conseguirlos. Las personas con alta puntuación son individuos organizados, con capacidad de concentración, que terminan sus tareas y que piensan antes de tomar una decisión. En el lado opuesto están las personas laxas, informales, y poco rigurosas en cuestiones morales que no son capaces de comprometerse.

3. Extroversión

Este rasgo de la personalidad define el nivel en que un individuo se muestra abierto con los demás o, dicho de otro modo, evalúa cuánto le agrada a un sujeto estar rodeado de otras personas.

Las personas extrovertidas se caracterizan por ser sociables, tener muchos amigos, necesitar personas a su alrededor y realizar actividades que impliquen algún tipo de contacto con otras personas.

Por el contrario, los sujetos introvertidos son personas reservadas, reflexivas, independientes y que prefieren estar solos a formar parte de bullicios y grupos de gente.

4. Amabilidad

Sin duda un rasgo importante dentro de los factores que condicionan la personalidad de las personas. En su polo positivo, el individuo es altruista, empático, sencillo, humilde, confiado, solidario y con vocación para ayudar y asistir a quienes lo necesiten. En su polo opuesto, el individuo es egocéntrico, escéptico y competitivo.

Si su comportamiento está poco enfocado a hacer sentir cómodos y/o bienvenidos al resto de personas, el grado de amabilidad será bajo; pero si se invierten esfuerzos en tener en cuenta los intereses, gustos y puntos de vista de los demás, es alto.

5. Estabilidad emocional o neuroticismo

De los rasgos de la personalidad, este es el que define en qué grado una persona afronta sin problema las situaciones complicadas de la vida.

Los sujetos tranquilos, no muy proclives a sentir rabia o a enfadarse, suelen permanecer animados y gestionan muy bien sus crisis personales. En cambio, lo contrario a la estabilidad emocional es el neuroticismo.

 

El modelo de cinco factores no solamente le ayuda a la gente a entender mejor cómo se comparan con los demás y a ponerle nombre a sus características. También se usa para explorar las relaciones entre la personalidad y muchos otros indicadores en la vida. Estos incluyen resultados consecuentes como salud física y bienestar, así como éxito en contextos profesionales, académicos y sociales. 

¿Cómo puedo conocer mis rasgos de personalidad?

Seguro que te has hecho muchas veces esta pregunta, pues una de las opciones es el MBTI. Se trata de un test de personalidad que nos ayuda a identificar algunas de nuestras preferencias de personalidad más relevantes. Fue creado por Katharine Cook Briggs y su hija Isabel Briggs Myers, y está basado en las teorías de Carl Gustav Jung.

Este indicador se utiliza mucho en disciplinas como la pedagogía, el desarrollo personal, o el coaching. Además de jugar un papel importante en los departamentos de Recursos Humanos. 

Además, resulta muy útil en el momento de formar equipos de trabajo, ya que permite combinar distintos tipos de personalidad afines para fomentar el tándem perfecto y conseguir optimizar los resultados de trabajo.


WEB-PELICULAS-1.png

19 octubre, 2022 Patologías0

La palabra Cáncer automáticamente nos produce rechazo, tristeza, malestar. Es una de las enfermedades más temidas y que desgraciadamente millones de personas padecen cada año. En el caso de las mujeres, les afecta especialmente el Cáncer de Mama. 

Por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud el 19 de octubre se celebra mundialmente el Día Internacional de lucha contra el Cáncer de Mama con el objetivo de crear conciencia y promover que cada vez más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos.

Se estima que 1 de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida y esta es la razón principal de porque las mujeres deben realizarse una evaluación regularmente de sus senos. En España se diagnostican alrededor de 33.307 nuevos cánceres de mama al año

La detección precoz a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama sigue siendo la piedra angular de la lucha contra este cáncer. La mujer debe conocer sus mamas, realizándose exploraciones periódicas de las mismas. Ante cualquiera de los siguientes síntomas debe consultar a su médico de familia:

  • Un bulto o zona engrosada
  • Un cambio en el tamaño o la forma.
  • Cambios en la piel, aparición de eczemas.
  • Hundimiento del pezón.

Vivir un proceso de cáncer supone un desafío, tanto para las mujeres como para sus familias. Es importante hablar y exteriorizar sus sentimientos. Hablar con alguien que haya pasado por lo mismo es de gran ayuda para los pacientes.

Cambios emocionales, de salud mental y de estado de ánimo

Un diagnóstico de cáncer puede afectar la salud emocional de los pacientes, las familias y los cuidadores. Los sentimientos comunes durante esta experiencia que cambia la vida incluyen ansiedad, angustia y depresión. Los roles en el hogar, la escuela y el trabajo pueden afectarse Es importante reconocer estos cambios y obtener ayuda cuando sea necesario.

Ansiedad

La ansiedad significa sentirse incómodo, preocupado o asustado por una situación real o posible.  Es importante reconocer la ansiedad y tomar medidas para controlarla o evitar que empeore.

Depresión

Los sentimientos de depresión son comunes en pacientes con cáncer, familias y cuidadores. Aprenda cómo detectar la depresión y si hay razones para estar preocupado.

Angustia

La angustia es una emoción, sentimiento, pensamiento, condición o comportamiento desagradables. Estar angustiado puede afectar la forma en que piensa, siente o actúa, y puede empeorar los efectos de tener cáncer.

 

Cuidar la Salud Mental de los pacientes con cáncer

Una buena salud mental y las relaciones de apoyo son una parte importante de transitar el recorrido del cáncer. La Salud mental se refiere al bienestar psicológico, emocional y social. Incluye cómo nos sentimos, pensamos, actuamos y nos relacionamos con otras personas.

Tener una buena salud mental puede mejorar los resultados médicos y la calidad de vida tanto del paciente como de la familia. Desafortunadamente, hay una gran cantidad de personas diagnosticadas que no reciben información sobre los problemas de salud mental que pueden aparecer en el desarrollo de la enfermedad, ni recibirán tratamiento aún en caso de presentar todos los síntomas para un diagnóstico en este sentido.

Entre las razones por las cuales una persona con cáncer puede no recibir ayuda para su problema de salud mental, enumera las siguientes:

  • El cáncer, la depresión y la ansiedad comparten síntomas físicos como fatiga, falta de sueño y disminución del apetito, lo que puede dificultar el reconocimiento de los problemas de salud mental.
  • Los equipos de atención del cáncer a menudo carecen de habilidades específicas para reconocer los problemas de salud mental. El interés se centra completamente en el tratamiento y abordaje del cáncer, relegándose la salud mental como parte menos importante, por lo que, en muchos casos ni se ofrece ni se busca ayuda.

Proyecto Chemobrain

El Chemo Brain es un efecto secundario al tratamiento con quimioterapia y otras terapias en la intervención frente al cáncer que hace referencia a la disminución de las capacidades mentales superiores (atención, memoria, capacidad de planificación, gestión, lenguaje, etc.). Se ha demostrado la presencia de deterioro cognitivo en más del 75% de los pacientes en tratamiento oncológico.

¿Cómo afecta al paciente en tratamiento oncológico?

Este deterioro cognitivo afecta al día a día del paciente, en su funcionalidad en casa, en el trabajo, así como a su gestión emocional, autoestima y en sus relaciones sociales con otras personas.

Por ello, desde Proyecto 3 Psicólogos  queremos ser pioneros en este campo ofreciendo un programa de rehabilitación de todos los procesos cognitivos.

Este tratamiento lo realizamos con población infantil (desde los 7 años) y adulta con cáncer que actualmente se encuentran recibiendo tratamiento de quimioterapia u hormonoterapia y que presentan quejas cognitivas en el mantenimiento de la atención, la memoria, episodios de desorientación, incapacidad para concentrarse, lentitud mental y otras dificultades importantes a nivel cognitivo.

 


imagen-Tecnicas-de-autocontrol-para-ninos.png

17 octubre, 2022 Problemas infantiles0

¿Qué es el autocontrol emocional? 

El autocontrol emocional es aquella capacidad para conseguir gestionar las emociones ante determinados eventos que nos afectan (especialmente, de forma negativa). A través de esta gestión, se consigue controlar también la activación fisiológica del organismo.

Un niño que tiene un buen autocontrol es aquel que puede regular su primer impulso, reflexionar y adaptar su comportamiento a las circunstancias. Obviamente, no se trata de una habilidad fácil de desarrollar. Dicha capacidad se va adquiriendo con los años. Cuando son pequeños, los niños pueden mostrar dificultades para gestionar sus emociones, debido a su inmadurez, falta de experiencia, desarrollo insuficiente del lenguaje… Enfadarse, probar cosas nuevas, preguntar, dudar… todo esto forma parte de su aprendizaje, y constituye una fase normal y necesaria para su desarrollo psicoafectivo.

No obstante, existen diferentes técnicas de autocontrol que son muy eficaces y que pueden ser de gran ayuda para que el niño aprenda a regular su comportamiento. Dichas técnicas están enfocadas a enseñar a los más pequeños a comprender y gestionar sus emociones, con la finalidad de emitir una conducta más adaptativa al respecto.

5 Técnicas de autocontrol para niños

1) Tiempo fuera positivo

Consiste en crear un lugar especial dentro de la casa o el aula, al que el niño/a pueda recurrir para calmarse y volver a su centro (estado emocional equilibrado) cuando se sienta alterado o fuera de control. Este lugar debe ser escogido y decorado en conjunto con el niño/a y debe contener elementos que lo inviten a relajarse y a sentir paz, como por ejemplo: libros, música, juguetes, hojas y colores para dibujar, una pizarra, peluches, plastilina, etc.

2) El semáforo

Es una técnica efectiva para autorregular en los niños comportamientos impulsivos, arranques de ira o agresión y consiste en entrenar al pequeño para que cuando sienta que está por caer en estos comportamientos «actúe» como lo hace un semáforo. ROJO para DETENERSE; es decir, quedarse quieto tal cual lo hacen los coches en la ciudad. AMARILLO para PENSAR lo que está sucediendo y detectar posibles SOLUCIONES y VERDE para ACTUAR llevando a la práctica alguna de esas opciones.

3) Tocar agua o arena

Esta herramienta holística logra que los niños más sensoriales se calmen al estar en contacto con elementos de la naturaleza. Si tu hijo tiene esta sensibilidad, cada vez que se enfade, puedes ofrecerle una pequeña cubeta con agua para que meta sus manitas. También puedes tener una caja o cubeta con arena para que el niño esté en contacto con ella. A muchos les encanta tocar y jugar con la arena porque los distrae y entretiene.

4) Soplar burbujas

Está técnica es para lograr la calma a través del control de la respiración. Consiste en imaginar que se hacen burbujas, para lo cual es necesario controlar la respiración soplando suavemente para que las burbujas se formen. El adulto puede acompañar al niño respirando calmadamente con él para demostrarle cómo se hace. Otra variante es soplar burbujas en un vaso con agua con la ayuda de una pajita.

5) Meditación del globo

Aquí enseñas al niño a sentir su abdomen como un gran globo que se infla y desinfla al respirar. En cada inhalación su tripa se inflará y en cada exhalación se desinflará. Esta consciencia corporal unida a la respiración le proporcionará calma mental.

¿Qué te han parecido? Estas son algunas técnicas rápidas para lograr que el niño desarrolle cierto grado de autocontrol, pero no son suficientes. También es importante que los adultos a su alrededor den el ejemplo, y que el niño comprenda la importancia de regular su comportamiento.

 

En Proyecto 3 Psicólogos somos un equipo interdisciplinar que atiende todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infantil, juvenil o adulto.


Dirección

Miguel Ángel 24, 3º interior izq. 28010

Teléfono

910149575 / 665806761

Horario

Lunes – Viernes, 08:00 – 20:30 Sábado, 10:00 – 14:00
Más Información y Cita
whatsapp Whatsapp
Call Now Button¡Llámanos!