BLOG    |   Trabaja con nosotros    |   Contacto   |   Llámanos: 910 14 95 75



BLOG

Web-VERANO-Y-SALUD-MENTAL.png

16 agosto, 2022 General0

El verano es una de las épocas más deseadas del año, llega el buen tiempo, podemos disfrutar de las ansiadas vacaciones…Es una época muy esperada por mucha gente que está deseando la llegada del verano para disfrutar y pasarlo bien. Pero atención, en los meses de verano no debemos bajar la guardia, también podemos encontrar problemas psicológicos relacionados con esta época tan característica.

Por ello, vamos a comentar cuáles son los trastornos más habituales en verano y cómo podemos cuidar nuestra salud mental durante esta época del año.

 

Trastornos más afectados por el verano

Los Trastornos Afectivos Estacionales

Los Trastornos afectivos estacionales, hacen referencia a una forma de depresión que, por norma general se presenta con los cambios de estación, comenzando y terminando aproximadamente siempre en las mismas fechas.

La sintomatología depresiva incluye tristeza y falta de motivación, perdida de interés en las actividades que generalmente causan bienestar, falta de energía, trastornos del sueño y del apetito, dificultad de concentración etc.

En términos generales, es común que este tipo de trastornos afectivos estacionales mejoren con la llegada del buen tiempo ya que, la exposición a la luz estimula la melatonina y la serotonina, que influyen directamente en el cerebro. Esto, unido a que por las características de la estación sea más frecuente la vida social activa, favorecen el buen pronóstico y la mejoría de los pacientes.

 

El Trastorno Bipolar y los cambios estacionales

Se calcula que alrededor del 25% de los pacientes con Trastorno bipolar presenta un curso estacional. El buen tiempo, en las enfermedades mentales como los cuadros maníacos, no tiene efectos positivos, ya que suele generar una sobreexcitación y con ella, el empeoramiento de estos pacientes.

Los episodios maniacos suelen surgir durante la primavera o el verano, mientras que los cuadros depresivos son más comunes en los meses de otoño e invierno. A finales de verano y principios de otoño suelen presentarse cuadros mixtos. Igualmente, los factores meteorológicos suelen tener repercusión sobre este trastorno.

 

Trastornos relacionados con la imagen Corporal

La obsesión por la imagen se ha convertido en un gran problema en la sociedad actual, fomentando la aparición de enfermedades relacionadas directamente con la autopercepción corporal y la imagen de la persona.

Patologías mentales, como la anorexia, la bulimia, la vigorexia, la dismorfia corporal se ven directamente afectadas por el cambio de estación y la llegada del verano. El aumento de las temperaturas trae consigo una mayor muestra de nuestros cuerpos, y este hecho, puede provocar en estos pacientes un agravamiento de sus síntomas.

Además, estos pacientes, puede sufrir otros trastornos mentales asociados tales como como ansiedad, depresión, fobias etc.

 

Consejos para cuidar la salud mental en verano

  • Utilizar este tiempo de vacaciones para bajar el ritmo, aprovechar estas vacaciones para reflexionar lo que ha pasado en estos últimos 7 meses, que cosas que sucedieron y como han afectado, cambiado o modificado nuestras vidas.

 

  • Comer bien, y crear una rutina saludable alrededor de la cocina. Cocinar en familia es una actividad maravillosa que permite mejorar nuestra relación con la comida y entre todos.

 

  • Hacer ejercicio físico, encuentra el deporte que te guste y motive y ponte unos objetivos razonables.

 

  • Desconectar de la tecnología. La cuarentena propició el uso continuado de las pantallas en toda la población. Perdiendo el poder de la palabra, la presencia y las relaciones interpersonales con contacto físico, siendo estos factores protectores de nuestra salud mental y física.

 

  • Aprender algo nuevo, algo creativo, artístico que te motive.

 

  • Toma el sol un rato al día, ya sea desde tu balcón o en la caminata diaria. La vitamina D es medicina.

 

El verano y los jóvenes ¿Cómo les afecta?

El verano, lejos de ser un periodo de relajación y descanso para los jóvenes españoles tras todo un año de estudio, en muchas ocasiones puede favorecer la aparición o desarrollo de problemas de salud mental asociados a esta época.

Los más comunes son el incremento de los trastornos de la conducta alimentaria, un aumento en el uso de pantallas, el incremento del consumo de sustancias como alcohol, tabaco y cannabis, o cuadros de ansiedad por expectativas incumplidas, según indica el Dr. José Ángel Alda, jefe de Sección de Psiquiatría infanto-juvenil del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

Además, la cuarentena y la nueva normalidad a raíz de la pandemia del COVID-19 también han afectado a los jóvenes, generando una sensación de “pérdida de su adolescencia” y propiciando el pánico al contagio.

La situación cada vez preocupa más. Los pacientes adolescentes atendidos en urgencias por motivos de salud mental han casi duplicado los registros del primer trimestre del año con respecto a los de 2020. Además, el suicidio se ha convertido en la primera causa de muerte entre los más jóvenes.


web-paciencia-e-hijos.png

«No puedo más», «No tengo paciencia», «No les aguanto», «Por qué se portan tan mal»… Estas son frases que podemos oír comúnmente entre padres. La paternidad puede ser una de las épocas más bonitas y felices dentro de la vida de las personas, pero como todo, tiene sus luces y sus sombras. La falta de paciencia pude provocar situaciones verdaderamente tensas. Por ello, desde Proyecto 3 os vamos a brindar una serie de consejos para sobrellevar momentos de crisis. 

Aproximadamente el 60% de los padres reconocen que su principal problema en la crianza de sus hijos es la paciencia. Perder los nervios con los hijos es una situación relativamente común. Y no es para menos. Los niños no vienen con un manual de instrucciones bajo el brazo y los padres a menudo descubren in situ que criar a un hijo es mucho más difícil de lo que creían.

Consejos para mantener el control y la falta de paciencia

La paciencia es un rasgo de la personalidad. Muchos padres dirán que ellos no han nacido con esa virtud, pero cuando se trata de la educación de los hijos conviene cultivarla, con buenas dosis de autocontrol personal y mucho cariño. Estos consejos te ayudarán a gestionar mejor tu falta de paciencia: 

1. Reconocer los errores: primero hemos de aceptar que en ocasiones nos equivocamos con la educación de los niños. Analizar qué hicimos mal es el primer paso para no volver a cometer errores de ese tipo.

2. Aprender a relajarse: en ocasiones nuestros hijos pagan las consecuencias del estrés que acumulamos. Por ello, es importante bajar ese nivel de ansiedad, basta con hacer respiraciones profundas, pasear cinco minutos por la calle, cerrar los ojos y pensar en un lugar bonito y tranquilo o escuchar música relajante. También ayuda hacer ejercicio y, por supuesto, descansar bien.

3. Trabajar la empatía: no hay que olvidar que una vez fuimos niños, y recordar que también se nos caía el vaso de agua, nos daba pereza recoger los juguetes o nos hacíamos los sordos cuando nuestra madre nos llamaba a cenar. Los niños tienen ciertas conductas con las que hemos de lidiar mientras van aprendiendo.

4. Establecer reglas y rutinas: para evitar que la casa sea un caos y los niños tomen el control, es fundamental imponer reglas y límites en su educación, así como rutinas para que aprendan cuáles son sus obligaciones en casa. No siempre seguirán las reglas y no siempre realizarán sus tareas, pero si cada uno tiene una responsabilidad ayudará a descargar tensión diaria y, evitaremos muchos momentos que provocan que perdamos la paciencia.

5. Predicar con el ejemplo: si somos amables con los niños, no les gritamos y les tratamos con respeto, ellos nos devolverán eso mismo por lo que su comportamiento será mucho mejor que si estamos constantemente regañándoles o desaprobando su conducta.

 

Esperamos que estos conejos os ayuden a controlar vuestros impulsos y tener más paciencia. Todos hemos sido niños y hemos pasado por las distintas etapas de la infancia y los posibles problemas que pueden surgir. Con cariño, comprensión y empatía, podrás comprender mejor a tus hijos y educarles de la mejor forma posible. 

 

Proyecto 3 Psicólogos

Proyecto3 Psicólogos nace de la experiencia profesional en clínicas que integran especialistas del sector psicológico, educativo, y de la salud, trabajando para mejorar el bienestar de cada persona en el menor tiempo posible.

Somos un equipo interdisciplinar que atiende todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infantil, juvenil o adulto.


WEB-p3-9.png

2 agosto, 2022 General0

Los meses de verano son sinónimo de vacaciones y desconexión para los trabajadores, al menos por unas semanas o unos días.  Sin embargo, para muchas personas este periodo de asueto no lo es tanto, sobre todo para aquellos que no son capaces de desconectar del trabajo en ningún momento.

Los expertos coinciden en que apartar la mente del trabajo durante las vacaciones es esencial para evitar algunas consecuencias indeseables, como el estrés, la ansiedad y el insomnio. Un problema que afecta especialmente a los puestos directivos y a los nativos digitales, que son los que más sufren estas ataduras invisibles.

Hacer un paréntesis en nuestra rutina laboral es necesario por varias razones, pero, principalmente, por salud. Tanto si sufres estrés o sobrecarga por las horas que dedicas a tu profesión y a la cantidad de responsabilidades que tienes como si no, tu cuerpo y tu mente te van a agradecer que realices una pausa.

 

5 consejos para desconectar en vacaciones

  1. Termina las tareas pendientes

Dejar todo cerrado antes de irte va a subir el nivel de estrés los días anteriores, pero te ayudará a desconectar totalmente después. Por ello será un esfuerzo que merecerá la pena.

Si por cualquier cuestión, hay algo que no puedes dejar cerrado, delega el trabajo a alguno de tus compañeros de confianza, de esta manera sabrás que no tienes de qué preocuparte.

  1. Programa unas vacaciones con descanso

Cuando salimos de viaje, queremos exprimir tanto el tiempo que acostumbrarnos a llenarnos la agenda con salidas y visitas. Pero nos solemos olvidar de algo tan necesario como el descanso. Recuerda que éste es importante también para recuperarnos tanto física como mentalmente.

  1. Olvídate del reloj

Las vacaciones no son época de vivir con prisa. Por ello, olvídate del reloj y disfruta de comer tarde, alargar la sobremesa o pasear hasta las tantas. Romper con los horarios te ayudará a disfrutar mucho más de cada momento y, de esta manera, alargar más la sensación de vacaciones.

  1. Desconecta del móvil

La era digital tiene muchas cosas buenas pero en vacaciones se puede convertir en nuestro mayor enemigo si lo que queremos es desconectar. Por ello, te aconsejamos dejar el teléfono a un lado, desconectar de lo digital y conectar con el mundo real y con los que te rodean.

  1. Haz cosas que te gustan

Nuestro día a día y su nivel de estrés nos roban tiempo para disfrutar de aquello que nos gusta. Para algunos será leer, para otro hacer deporte, disfrutar de una maratón de series o simplemente tomarse una caña en una terraza.

Sea lo que sea lo que más te gusta, aprovecha las vacaciones para disfrutar de ello. Seguro que aumentará de forma considerable tu sensación de bienestar y felicidad.


WEB-p3-8.png

28 julio, 2022 GeneralPatologías0

El síndrome de savant o síndrome del sabio es una patología extraña en la que las personas con discapacidad en su desarrollo, lesiones o enfermedades cerebrales presentan «islas» espectaculares de habilidad o habilidades de forma extraordinaria, creando una discordancia entre la discapacidad y la «superhabilidad».

De hecho, afecta en un 75 % a personas dentro del espectro autista y a un 25 % a personas con un trastorno en el sistema nervioso.

¿Qué es el Síndrome del Savant?

El Síndrome del Savant es un conjunto de síntomas cognitivos anómalos, que el investigador Darold Treffert define como un estado patológico según el cual algunas personas con desórdenes mentales y pese a sus discapacidades físicas, mentales o motrices, poseen una sorprendente habilidad o habilidades mentales específicas.

Este síndrome fue descrito por primera vez en el año de 1789 por Benjamín Rush, al documentar el caso de un paciente con la capacidad de calcular la edad de las personas en tan solo segundos.

Lo único que han establecido los científicos hasta ahora es una asociación entre el síndrome y el daño cerebral que se presenta en pacientes con demencia frontotemporal progresiva, lo cual hace que desarrollen habilidades artísticas sorprendentes, pero no habilidades abstractas o simbólicas. También se sospecha el papel que pueda tener el cromosoma 15 en la presencia o ausencia de habilidades savants.

Características y tipos de savants:

En general, las habilidades más usuales de los Savant se centran en 4 categorías principales:

  • Arte(música, pintura y escultura): se caracterizan por ser grandes intérpretes musicales (especialmente al piano) pintores y escultores. Suelen tener habilidades innatas para comprender e interpretar la música.
  • Cálculo de fechas: algunos savant pueden memorizar calendarios enteros y recordar datos específicos referentes a cada uno de esos días.
  • Cálculo matemático: capacidad para realizar complejos cálculos matemáticos de forma instantánea y con enorme precisión. Por ejemplo, calcular números primos, decimales de pi o realizar de divisiones con 100 decimales, todo ello, por supuesto, mentalmente.
  • Habilidades mecánicas y espaciales: capacidad para medir distancias casi exactas sin instrumental alguno, construcción de maquetas altamente detalladas, memorización de mapas y direcciones, etc.

 

Casos conocidos

Claro que los hay. De hecho, existen películas que se inspiran en estas personas, como el caso de Kim Peek. Este era como una enciclopedia ambulante, memorizó más de 8.000 libros a lo largo de su vida. Su historia se puede ver reflejada en Rain Man.

Otro ejemplo es el de Tony DeBois, que nació ciego y con autismo y a los 2 años de edad comenzó a tocar el piano sin haber recibido ningún tipo de clase ni instrucción.


WEB-p3-7.png

21 julio, 2022 General0

¿Qué es una familia tóxica? ¿Cómo detectarla? ¿Qué consecuencias conlleva? Descubre las señales más comunes para identificar a una familia tóxica y las consecuencias de estos entornos.

La familia es uno de los escenarios más comunes en los que se vienen a dar las relaciones tóxicas. Lo cierto es que la familia nos viene impuesta y no podemos elegirla, lo cual requiere que nos adaptemos a ello. Esto implica que hay que aceptar el hecho de que, aunque somos personas independientes y plurales, hay ciertas normas a las que estamos sujetos debido a nuestro papel dentro del núcleo familiar.

 

¿Qué es una relación familiar tóxica?

Cuando hablamos de relaciones de pareja solemos tener más o menos claro qué es una relación tóxica o cuáles son los indicadores de una. Sin embargo, a la hora de hablar de relaciones familiares no saludables, no lo tenemos tan claro y no sabemos identificarlas.

Por un lado, podemos hablar de una relación familiar sana o saludable cuando todas las partes se sienten libres de hacer lo que quieran (siempre y cuando se haga dentro de unos límites) y expresar sus deseos y necesidades. Por otro lado, una relación familiar tóxica o poco saludable se produce cuando no existe la confianza, el apoyo, el respeto y/o la libertad para hacer lo que se quiera.

Es importante tener en cuenta que las relaciones familiares tóxicas se pueden producir entre cualquier miembro de la familia tanto directa como política; madres, padres, abuelos, hermanos, suegros, tíos, etc.

¿Cómo detectar un familiar tóxico?

Rojas-Marcos en su libro “la familia” destaca que los familiares que son origen de dolor y sufrimiento podrían ser familiares con los que tengamos una relación poco saludable.

Según esta misma autora, por lo general, cuando existe una relación familiar tóxica lo que ocurre es que una de las partes podría ser un “vampiro emocional”. Hay diferentes tipos de “vampiros emocionales”:

  • Su objetivo es quitarle valor y minimizar a sus víctimas.
  • La finalidad es la de provocar inseguridad y sentimientos de inferioridad en otros.
  • Buscan eliminar las cosas buenas de las otras personas y para ello le quitan valor a los logros o éxitos.
  • Culpan o atribuyen la responsabilidad a otros de manera exagerada.
  • Psicópatas. Hacen daño a sabiendas y disfrutan del proceso.
  • A través del chantaje emocional buscan confundir a los otros con el objetivo de que actúen tal y como ellos quieren.
  • Son personas muy exigentes que buscan producir miedo en otros. De esta manera, esperan que las otras personas actúen tal y como ellos quieren.
  • En este caso se comportan de una manera agresiva, elevando la voz, etc. con el objetivo de intimidar. No aceptan que otras personas les lleven la contraria.

 

Consecuencias de un ambiente familiar tóxico

  • Sentimientos de soledad: La familia es uno de los pilares más importantes para sentirse seguro y estable mentalmente. Por ello, cuando se está en familias tóxicas puede suceder que las personas afectadas se sientan solas.
  • Poca autoestima: Cuando vives en un entorno con una familia tóxica es muy probable que acabes teniendo problemas de baja autoestima. La razón es que cuando alguien te trata mal constantemente acabas percibiéndote tal como te han marcado.
  • Relaciones problemáticas: Al criarse en un mal entorno, ya sea por una mala relación con un hermano o hermana tóxica o por recibir malos tratos por parte de los padres, es muy probable que se aprendan patrones en las relaciones que se han tenido en estos ambientes. Por este motivo, las personas pueden llegar a comportarse mal con otros vínculos replicando la actitud de su familia tóxica.
  • Problemas psicológicos: Rodearte de un entorno negativo, así como recibir los malos tratos por parte de familiares tóxicos puede derivar en el desarrollo de una enfermedad mental. Tanto es así que en muchas ocasiones, las personas pueden acabar en una depresión o a padecer estrés post traumático debido al maltrato recibido por parte de sus familiares.

 

Lo más habitual es desarrollar una baja autoestima, sentimientos de inferioridad, no sentirse deseable o querido por los demás, no saber resolver conflictos, evitar el afecto o desarrollar dependencia emocional, entre otros muchos problemas.


WEB-p3-5.png

19 julio, 2022 GeneralPatologías0

Lamentablemente, los trastornos de la conducta alimentaria cada vez son más prevalentes en la población, sobre todo en mujeres jóvenes. La mayoría de nosotros hemos escuchado hablar de la Anorexia o la Bulimia, pero encontramos otros Trastornos de la Conducta Alimentaria, como el trastorno por atracón.

¿Qué es el trastorno por atracón?

El trastorno por atracón es un trastorno alimentario, que ocurre cuando las personas comen en exceso, de manera compulsiva y regular. Generalmente, las personas que padecen este trastorno sienten que no pueden dejar de comer, aunque no tengan hambre. Las personas con trastorno por atracón suelen usar los alimentos como un medio para hacer frente a las emociones o presiones subyacentes.

La persona con trastorno por atracón muestra por lo menos tres de las conductas siguientes durante un episodio de atracón:

  • Come mucho más rápido de lo normal.
  • Come hasta sentirse incómodamente lleno.
  • Come mucho sin tener hambre.
  • Come solo/a por vergüenza.
  • Siente asco, depresión o culpa después de cada atracón.

 

Tratamiento para el trastorno por atracón

El tratamiento deberá de tener en cuenta todas aquellas áreas afectadas, como puede ser alimentación, pensamientos y conductas asociadas, así como las causas subyacentes al trastorno que han propiciado su aparición. De ese modo, será necesario el trabajo de un equipo multidisciplinar, incluyendo a otros profesionales como los nutricionistas.

El tratamiento puede realizarse tanto en formato individual como en formato grupal. También se puede elaborar un plan de tratamiento que combine ambas modalidades.

La modalidad individual, terapia psicológica, permitirá a la persona tener el espacio para intervenir en aquellos factores personales y ajustar los recursos a sus necesidades. El tratamiento grupal, en cambio, va a permitir un espacio compartido con otras personas que estén experimentando la misma situación. En algunos casos se puede requerir también intervenir a nivel farmacológico.

 

Trastorno por atracón vs. bulimia

Estos episodios de atracón también pueden estar presentes en la bulimia, otro trastorno de la conducta alimentaria. La diferencia entre la bulimia y este trastorno la encontramos en que, en el primer caso, después del atracón la persona suele llevar a cabo conductas compensatorias como el vómito, el uso de laxantes o diuréticos o realizar ejercicio físico de forma compulsiva, en cambio en este caso no se recurre a conductas compensatorias.

 

Proyecto3 Psicólogos tu centro de psicología en Madrid

Si necesitas la ayuda de expertos en el cuidado de tu salud emocional en Proyecto3 Psicólogos podemos ayudarte. Somos un equipo interdisciplinar conformado por psicólogos, psiquiatras, neuropsicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas. Ofrecemos tratamiento a pacientes de todo tipo (adultos, parejas, jóvenes y niños) con una amplia diversidad de problemas más o menos frecuentes.


Copia-de-Sin-titulo-3-1.png

12 julio, 2022 General2

Las endorfinas son unas sustancias químicas que produce el organismo y que cumplen la función de estimular las zonas del cerebro donde se generan las emociones placenteras. De esta forma, actúan como si se tratara de una droga natural e inocua, que no provoca adicción y es una fuente de bienestar.

Gracias a las endorfinas podemos sentir placer y disfrutar de la vida y por eso se las conoce como hormonas de la felicidad. Pero además contribuyen a mitigar la sensación de dolor, es decir, son un analgésico natural, intervienen en la regulación del apetito y ayudan a fortalecer nuestro sistema inmune.

Cómo generar endorfinas

Según Jack Lawson, autor de «Endorfinas – La droga de la felicidad«, nuestras reacciones e incluso nuestra personalidad tienen su origen, más de lo que estamos dispuestos a imaginar, en la química que nos gobierna. Lo bueno, explica, es que a su vez podemos gobernar algunos de estos procesos químicos aprendiendo a utilizarlos de acuerdo con nuestras necesidades.

Determinados hábitos y actitudes, como el consumo de algunos alimentos, o la práctica de determinadas actividades, favorecen la producción de estas sustancias. Aquí tienes cinco consejos que te pueden ayudar a generar endorfinas:

  • Ríete. La risa libera endorfinas.
  • Sociabiliza. Está demostrado que las relaciones sociales previenen los estados depresivos y ayudan a mantener las funciones cognitivas.
  • Practica ejercicio. Todo vale: bailar, pasear por el campo, o cualquier juego que implique movimiento y actividad física, son saludables.
  • Duerme bien. Un descanso insuficiente es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades como diabetes, obesidad, e incluso trastornos cardiovasculares. Pero, además, la fatiga y la falta de energía te harán sentir triste y depresivo.
  • Realiza alguna actividad que te guste todos los días, como escuchar música, leer, jugar, hacer manualidades….

 

Las endorfinas, son los neurotransmisores que se encargan de estimular circuitos cerebrales que están relacionados con el placer. El hecho de que produzcan placer, hace que se conozcan también como opiáceos endógenos. Opiáceos porque tienen efectos similares al opio o la morfina y endógenos porque se fabrican dentro del propio cuerpo. Como decíamos, tiene un efecto analgésico, disminuyen la ansiedad y aumentan la sensación de bienestar.

 

Conoce Proyecto3 Psicólogos

Proyecto3 Psicólogos nace de la experiencia profesional en clínicas que integran especialistas del sector psicológico, educativo, y de la salud, trabajando para mejorar el bienestar de cada persona en el menor tiempo posible.

Somos un equipo interdisciplinar que atiende todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infantil, juvenil o adulto.


Copia-de-Sin-titulo-4-1.png

7 julio, 2022 General0

El deporte no solo es un perfecto aliado para mantener el estado físico de nuestro cuerpo. Como ya decían los romanos “mens sana in corpore sano”. Es decir, el deporte va a contribuir a que nos encontremos mejor física y mentalmente. El deporte es uno de los mejores aliados de la salud mental.

Pero ¿eso significa que previene la aparición de trastornos psiquiátricos como la ansiedad o la depresión? Hay múltiples estudios que demuestran que así es. Por ejemplo, el realizado por el equipo de investigación de Gabriel Rodríguez, profesor titular de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid, que se publicó en 2015 en Revista de Psicología del Deporte.

Al evaluar solo la actividad física en el tiempo libre se observó que el riesgo de padecer enfermedades mentales en los individuos suficientemente activos se reducía más de un 50 por ciento cuando se comparaba con los insuficientemente activos.

Tania Etchepare, psiquiatra y profesora del Diplomado en Salud mental del niño y adolescente de la Ucsc, señala que “es muy positivo practicar deporte, está demostrado que el ejercicio de forma regular se asocia a aumento significativo de autoestima, sensación de auto eficacia, reduce la ansiedad transformándose en un aliado esencial en el diseño de las estrategias en salud mental para población de todas las edades”.

 

5 beneficios de practicar deporte en tu salud mental

Sin lugar a duda, el deporte incide en nuestro bienestar emocional. A continuación, enumeramos algunos de los beneficios psicológicos a los que contribuye la práctica deportiva:

  • Libera las hormonas de la felicidad

Las endorfinas que segrega nuestro cerebro durante y después de realizar ejercicio físico nos inducen a un estado de mayor felicidad y bienestar emocional. Es muy recomendable en los casos de depresión o ansiedad ya que ayuda a reducir los síntomas de tristeza, genera sensación de relajación e impacta positivamente la calidad de vida de la persona.

  • Alivia y reduce el estrés

Realizar cualquier actividad física es un modo saludable y efectivo de desconectar después del trabajo. Además, practicando deporte también incrementamos la producción de noradrenalina, cuyas funciones abarcan la moderación de la respuesta de nuestro cerebro ante situaciones estresantes. En este sentido, la respuesta al estrés quedaría equilibrada por las sensaciones de tranquilidad y bienestar.

  • Mejora las relaciones sociales

Realizar cualquier ejercicio físico en compañía es una forma de incentivarse y motivarse mutuamente. Es otro momento que podrás compartir con amigos que te motivará a continuar con esta buena práctica para tu salud. Asimismo, las actividades guiadas que se ofrecen en la mayoría de ellos también dan la oportunidad de conocer gente nueva con unos intereses parecidos en lo que a salud se refiere.

  • Aumenta la autoestima

Una de las razones por la que muchas personas comienzan una rutina de ejercicios es el cambio físico derivado de la constancia. Un cuerpo más definido se traduce en una mejor autoimagen y por ende en un aumento de la autoestima. La percepción de uno mismo cambia paulatina y conjuntamente con un mejor estado de ánimo suben inevitablemente los niveles de autoestima al aumentar la confianza en nosotros mismos.

  •  Alivia la ansiedad

Para combatir estados de ansiedad agudos o crónicos es recomendable practicar deportes orientales que fomentan la relajación como el Taichi, el Yoga, el Bodymind y el Pilates. En los cuales se cuida el cuerpo y la mente, ofreciendo recursos como el manejo de la respiración, para aprender a controlar las reacciones ante las adversidades de la vida cotidiana.

 

Proyecto 3 Psicólogos

Proyecto3 Psicólogos nace de la experiencia profesional en clínicas que integran especialistas del sector psicológico, educativo, y de la salud, trabajando para mejorar el bienestar de cada persona en el menor tiempo posible.

Somos un equipo interdisciplinar que atiende todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infantil, juvenil o adulto.


WEB-p3-2.png

5 julio, 2022 GeneralPatologías0

En el caso de las personas con síndrome de Down, igual que en el resto de la población, la estimulación cognitiva ayuda a mejorar la memoria, la atención, las funciones ejecutivas o el lenguaje y, de esta forma, previene el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento.

Estimulación cognitiva

Desde el punto de vista de la estimulación cognitiva, el concepto de plasticidad cerebral es importante porque, bajo los efectos de estimulaciones apropiadas y constantes, llevando a cabo una práctica y una repetición sistematizadas, el cerebro puede modificar favorablemente su estructura y funcionamiento, ofreciendo la posibilidad de optimizar el rendimiento y las capacidades cognitivas (Bruna et al., 2011; Muñoz et al., 2009).

Las personas con síndrome de Down (SD) muestran una excelente capacidad social desde pequeños además de expresión corporal, sin embargo, a menudo presentan dificultades por ejemplo en el lenguaje o memoria.

Existen distintas formas de memoria como la operativa, que sustenta la actividad consciente que utilizamos para escuchar, ver, recordar, pensar y razonar. Los niños con SD generalmente se muestran más perceptivos si la información les llega de forma visual que si es verbal (auditiva).

¿Qué métodos existen?

Hay muchas formas de realizar estimulación cognitiva y algunas las llevamos a cabo en nuestro día a día sin ser conscientes. Pero existen distintos programas enfocados en trabajar distintas funciones como el lenguaje, comportamiento y función ejecutora (atención), que en el caso de SD son los que nos interesa mejorar y mantener.

El juego es una de las mejores herramientas para favorecer el aprendizaje de los más pequeños. Así como para estimular y potenciar toda clase de capacidades y habilidades cognitivas.

Los niños con síndrome de Down no suelen presentar esa iniciativa propia a la hora de iniciar el juego, por lo que se recomienda la colaboración y apoyo de otra persona. Debido a las características físicas y psicológicas propias de este síndrome el niño puede manifestar ciertas dificultades para aprender a jugar.

Al igual que ocurre con el resto de los niños, cada etapa de la vida del niño con síndrome de Down se caracteriza por la adquisición y desarrollo de una serie de competencias, por lo es recomendable que los juegos estén adaptados a estos períodos de la infancia.

A partir de los 3 años de edad, el niño con síndrome de Down ya suele poseer las capacidades de lenguaje y motoras necesarias para realizar un gran número de actividades con ellos. A partir de esta edad, es recomendable realizar juegos que potencien todas y cada una de las capacidades cognitivas.

Estimulación cognitiva para personas con síndrome de Down

A continuación presentamos una serie de actividades clasificadas según el área cognitiva que pretenden estimular en los niños con síndrome de Down.

1. Estimulación de la psicomotricidad

Los juegos que potencien el desarrollo de la motricidad gruesa y fina ayudan a fortalecer la musculatura de las manos y las extremidades, lo cual conforma la base del desarrollo de su propia autonomía.

  • Adivinar la forma

Este ejercicio es de gran utilidad para potenciar la motricidad fina así como también la memoria y la atención. Para ello, suministramos al niño una hoja con una serie de líneas de puntos que tiene que unir punteando con un punzón.

El niño deberá puntear el contorno del dibujo intentando no salirse. A continuación, podemos preguntar al niño de qué forma u objeto de trata.

 

2. Estimulación del lenguaje

Al igual que la capacidad para moverse de forma autónoma, la potenciación de las habilidades que posibilitan el lenguaje es esencial en los niños con síndrome de Down a la hora de ganar mayor independencia.

  • Actividades de teatro y representación

Con el objetivo de trabajar tanto la fluidez en el lenguaje, como la memoria y la interacción con otras personas, podemos escenificar pequeñas representaciones o teatros en el que el niño deba recitar pequeñas líneas o frases. También podemos pedirle que lea fragmentos de textos en voz alta mientras gesticula.

Estas historias pueden mostrar escenas de la vida cotidiana, ya que esto facilitará también al niño la capacidad de improvisación.

 

3. Estimulación de la atención y memoria

Fomentar la atención en niños con síndrome de Down favorecerá su interacción con el medio y potenciará otras habilidades como la memoria y el lenguaje.

  • Emparejar las cartas boca abajo

En esta actividad dispondremos de una baraja de cartas cuyos dibujos se puedan emparejar de dos en dos. Se colocan las cartas delante del niño boca abajo y le pedimos que empareje las cartas.

 

4. Estimulación de la autonomía

A lo largo de la vida del niño se le presentarán un gran número de situaciones en los que el hecho de gozar de una gran autonomía le permitirán ser independiente y poder realizar todo tipo de actividades e interacciones por él mismo.

  • Jugamos a las compras

Los juegos y representaciones que impliquen simular actividades de la vida cotidiana como realizar cualquier compra permitirán al niño aprender a cómo interactuar en dichas situaciones, así como le otorgarán autonomía a la hora de realizar operaciones con monedas y billetes, y gestionar su propio dinero.

 

Proyecto3 Psicólogos

Nuestro modelo tiene un claro enfoque interdisciplinar lo que nos diferencia de otros tratamientos. Tenemos una visión global de la persona y atendemos su necesidad desde todas las perspectivas: psicológica, cuando existen necesidades emocionales, conductuales o personales; neuropsicológica cuando existen problemas cognitivos, atencionales; logopédica cuando detectamos problemas concretos de expresión, deglución o articulación del lenguaje y desde terapia ocupacional cuando la dificultad afecta a habilidades motoras y actividades de la vida diaria. Además, contamos con el trabajo sobre Integración Sensorial, tan necesario en estos perfiles de pacientes.


WEB-p3-1-2.png

28 junio, 2022 General1

Jugar con niños es la mejor estrategia para fortalecer esa unión entre padres e hijos. Distintos estudios han demostrado que los padres que juegan activamente con sus hijos hacen que ellos desarrollen mayores habilidades personales y sociales.

El propósito de un tiempo de juego de calidad entre padres e hijos es compartir un buen momento juntos. Los padres y los niños pueden disfrutar gratamente de una diversión sencilla juntos. El tipo y la naturaleza de las actividades no siempre son tan importantes como lo es la compañía, el disfrute y la participación mutua.

El juego es para los niños una forma de expresión y de comunicación por medio de la cual crean vínculos afectivos, expresan emociones y aprenden a conocer la realidad que les rodea. Por este motivo los juegos en familia son una manera efectiva de hacer que los pequeños puedan avanzar en su crecimiento mientras pasáis un rato divertido unidos.

 

Beneficios psicológicos del jugar en familia

1. Fortalece los vínculos

Las investigaciones han demostrado que los juegos en familia desde la primera infancia, fortalecen los vínculos afectivos entre padres e hijos.

2. Aumenta su seguridad y confianza

La relación de seguridad y confianza es la base para un armonioso desarrollo emocional y cognitivo del niño. Cuando los padres son capaces de construir una relación segura con sus hijos, ya en temprana edad, está demostrado que se reducen los problemas emocionales y de conducta y que los niños se sienten más felices.

3. Tiene mucho valor para los niños

A pesar de que para ti estos sean juegos para pasar el rato, para tu hijo/a esto es un recuerdo que puede perdurar por el resto de los años. Por este motivo, los juegos familiares son una forma de crear grandes experiencias dentro de la familia.

4. Aprenden a expresar sus emociones

El juego familiar, además que reforzar los lazos afectivos entre padres e hijos, permite a los niños de expresar y compartir sus emociones así que, a través de ello, los niños aprenden a reconocer y expresar sus sentimientos, a regular sus emociones y a reconocer las señales afectivas y emociones ajenas.

5. Desarrollan la imaginación

Además, los juegos en familia también permiten el desarrollo de la imaginación de los niños, capacidad que les permitirá relacionarse creativamente con el mundo real y desenvolverse en ello con buenas habilidades sociales.

 

Proyecto 3 Psicólogos

En nuestro centro de psicología de Proyecto3 Psicólogos nos reunimos un nutrido equipo de profesionales especializados en tratar con niños y jóvenes de todas las edades. Sea cual sea el problema que te preocupa    referente a tu hijo o hija podemos ayudarte.

Consúltanos para tener más información y poder aconsejarte de la mejor forma posible.

 


Dirección

Miguel Ángel 24, 3º interior izq. 28010

Teléfono

910149575 / 665806761

Horario

Lunes – Viernes, 08:00 – 20:30 Sábado, 10:00 – 14:00
Más Información y Cita
whatsapp Whatsapp
Call Now Button¡Llámanos!