BLOG    |   Trabaja con nosotros    |   Contacto   |   Llámanos: 910 14 95 75



BLOG

WEB-p3-15.png

Para algunos padres no hay duda, los Reyes Magos forman parte de la magia de la Navidad  y de la infancia, por lo que hay que hacer el máximo por conservar esta tradición. Para otros, lo consideran mentir a los niños, lo que podría derivar en un sentimiento de traición. Y eso nos genera la duda, ¿es positivo creer en los reyes magos?

La navidad y todo lo que le rodea, momentos en familia, regalos, villancicos, la llegada de los Reyes Magos…Forma parte de la tradición popular y pasa de generación en generación, perpetuando las costumbres de padres y familias. La llegada de sus mágicas majestades pone punto final a esta mágica época del año, haciendo felices a los pequeños y mayores de la casa.

Tradiciones e infancia

Suele ser algo común en la infancia de todos: escribir la carta a sus Majestades, limpiar los zapatos, dejarles un poco de leche y galletas para los camellos, ir a ver la cabalgata. Son momentos únicos de nuestra infancia que forman parte de la magia de la Navidad. Los que han vivido estos momentos generalmente quieren transmitírselos a sus hijos y compartir los mismos bonitos recuerdos y sentimientos.

Es una tradición que ayuda en el proceso de crecimiento y maduración de los más pequeños. Como un proceso normal de aprendizaje, descubrirá a su propio ritmo que los Reyes son los padres. La frustración o decepción es inevitable, pero no es dañina, pues al niño le está ayudando a madurar y a ir comprendiendo otras facetas de la vida y otros recursos que no tenía.

¿Cómo y cuándo decir la verdad a los hijos sobre los Reyes Magos?

Según los expertos, los niños son capaces de pensar de manera abstracta a partir de los 7 años y, por lo tanto, la edad en la que pueden entender mejor que los Reyes no son reales ronda de los 7 a 11 años, que es en realidad cuando la mayoría de ellos lo descubren por sí mismos o se entera por sus padres.

Hasta el momento, ningún estudio psicológico ha indicado que los niños padezcan secuelas o guarden rencor a los padres, por haberles ocultado la verdad tanto tiempo.

No obstante, no hay una “mejor” edad para que tus hijos descubran la verdad detrás de esta bonita y fantasiosa ilusión que la sociedad hemos creado. Por ello, lo mejor es tomarlo como algo natural, evitando las mentiras y actuando de maneral normal ante las sospechas, preguntas o incluso certezas que puedan formular los más pequeños de la casa.

Desde Proyecto 3 Psicólogos os dejamos unos útiles consejos para evitar conflictos y enfados de los niños:

  • Si un día tu hijo o hija te pregunta sobre le tema por qué ha oído o sospecha algo, no le mientas. Pregúntale qué cree o qué le han contado y así sabrás hasta dónde llegan sus sospechas y podrás responderle con la verdad.

 

  • Puede que lo tenga muy claro, si es así, puedes explicarle que es una tradición, que se hace para mostrar valores como el amor, la bondad, la generosidad. Y que no tiene por qué desaparecer ahora que lo sabe y más si hay más niños pequeños en la casa.

 

  • Si se enfada, acepta su opinión y su sentimiento, no se lo niegues, y permítele que se exprese y pregunte. Luego podéis explicadle que lo último que queríais era mentirle y hacerle enfadar, y que todo responde a un juego, a una leyenda, a una tradición.

 

En definitiva, solo tú y tu familia tenéis derecho a decidir cómo queréis que vuestros hijos vivan la Navidad, y no tiene por qué ser de la forma tradicional. Como siempre, en la educación no hay recetas, depende de la elección y el criterio de cada uno. Lo que es importante para un niño no es sólo creer o no en los Reyes Magos sino qué valores acompañan a esta figura. Cuál es el mensaje que le transmiten sus padres y qué representa para ellos esta referencia navideña.


WEB-p3-13.png

23 diciembre, 2021 General0

De nuevo, estas serán unas Navidades diferentes, y tendremos que volver a adaptarnos a las circunstancias, tal y como llevamos haciéndolo casi dos años. Y antes de que el pánico nos invada, debemos recordar que llevamos muchos meses descubriendo nuestra gran capacidad de adaptación. Así, también, los niños han demostrado una gran habilidad para asumir y entender los cambios que la situación ha requerido.

La Navidad es un momento especial, sobre todo para los niños. Su ilusión se desborda y sus nervios están a flor de piel. Es una época que llena de entusiasmo, encanto, fascinación y magia el mundo interior de los más pequeños. Sobre todo, a partir de los 2 – 3 años.

De modo que, papás, mamás y educadores debéis cargarnos de mucha tranquilidad y paciencia, porque durante estos días los niños se comportarán de un modo diferente, exaltados, nerviosos, a veces incontrolables…No lo pueden evitar.

Por ello, hay que ser más flexibles y tolerantes durante estas fechas. Permítele jugar, bailar, cantar villancicos…Que disfruten cómo más les guste, las navidades pasan volando y pronto tendrán que volver a la rutina: colegio, deberes, extraescolares…¡Es su momento!

Navidades en Familia: valores y tradiciones

Si no se trabajan los valores de la Navidad con los niños, y se desvirtúa la esencia de esta etapa del año con los más pequeños, no se les transmite lo importante que es y las cosas buenas que se pueden vivir en estos días. Y se puede caer en el riesgo de limitarse al valor de lo material, en el valor de las compras frenéticas, de las cenas de navidad y del consumismo.

Debemos transmitirles que la Navidad representa un momento de encuentro para colaborar y compartir, desde poner la decoración en casa, hasta explicarles, si las hay, las creencias de qué es la Navidad.

Por ejemplo, el caso del calendario de Adviento, una herramienta que puede servir para trabajar la espera en esta era de la inmediatez en los más pequeños. Además, la Navidad es una época perfecta para enseñar a los más pequeños de la casa la importancia de hacer cosas en familia.

Los regalos navideños: la regla de los 4 regalos

Distintos expertos en psicología infantil recuerdan año tras año lo interesante y pedagógico que puede resultar aplicar la denominada «regla de los 4 regalos» en los presentes que los adultos otorgan a los más pequeños de casa.

Esta práctica permite, por un lado, reducir considerablemente el volumen de regalos que los niños reciben, con lo cual resulta un buen ejercicio para aprender a valorar más conscientemente el esfuerzo implicado tanto a la hora de realizarlo como a la hora de merecerlo.

Y por otra parte, la regla de los cuatro regalos implica reformular qué tipo de obsequios van a seleccionarse, dándole un significado pedagógico a cada uno de ellos. Eso sí, no consiste en comprar los cuatro presentes solicitados por el niño, sino que estos deben ajustarse a las siguientes características:

  1. Lo práctico. Algo que pueda llevar puesto y que le sea útil, como una prenda de ropa o un complemento.
  2. Lo necesario. Un regalo que realmente necesite, como por ejemplo un objeto que utilice para su desempeño escolar o extraescolar.
  3. Lo que se quiere. Una cosa que desee, siempre cuando sea adecuado para la edad del menor. En este caso, es recomendable pedir al niño que realice dos o tres propuestas y el adulto escoja de entre ellas la que más se ajuste a las circunstancias familiares.
  1. Lo que educa. Libros, juegos o bien experiencias educativas y compartidas en familia, como por ejemplo una excursión cultural, una visita a un museo, etc. Además, es positivo que sean ellos quienes tengan prioridad para decidir qué seleccionar.

¡Paciencia! La Navidad es una vez al año y merece la pena que niños y adultos podamos disfrutarla juntos.


WEB-p3-10.png

9 diciembre, 2021 General0

En nuestro anterior post, te hablábamos de las claves que debes tener en cuenta para elegir bien qué juguetes regalar a tus hijos e hijas estas navidades, pero por si estás falto de ideas, te traemos cinco ideas de juegos divertidos y educativos para regalar. ¡Toma nota!

5 ideas de juegos divertidos y educativos

Desde el equipo de psicólogos de Proyecto3 Psicólogos os queremos dar cinco ideas de juegos de mesa para toda la familia, desde los más pequeños a los mayores de la casa. Juegos con los que además de pasar un buen rato, los niños y adultos podrán trabajar otras habilidades como la atención, la memoria, la agilidad, el lenguaje…

RÁPIDO

A partir de 3 años. Es un juego súper original para los más pequeños de la casa.

Consiste en recoger con los tubos de bambú las bolitas de colores que hay centro de la cuerda siguiendo el orden de la tablilla que hayas elegido. El que primero atrape todas las bolitas de su tablilla, ¡gana la partida!

¿Qué habilidades trabajamos cuando jugamos al RÁPIDO?

Trabajaremos habilidades como la atención, la velocidad de procesamiento o la coordinación óculo-manual, además, podemos añadir variaciones para trabajar lenguaje, memoria, inhibición…

SLAPZI

A partir de 6 años. Es un juego de cartas súper divertido.

Consiste en ser el más rápido en emparejar correctamente tus cartas de imágenes con la carta de pista. El primero que consiga emparejarlas y se quede sin cartas de imágenes, ¡gana!

¿Qué habilidades trabajamos cuando jugamos al SLAPZI?

Trabajaremos atención, lenguaje, memoria, flexibilidad cognitiva, velocidad de procesamiento, inhibición, visopercepción, coordinación óculo-manual, tolerancia a la frustración… ¡es un juego súper completo!

TACO GATO CABRA QUESO PIZZA

A partir de 8 años. Este graciosísimo juego de cartas consiste en ser el más rápido y el más atento.

Deberás aprenderte las palabras: taco, gato, cabra, queso, pizza, porque cada vez que pronuncias una palabra de este mantra tienes que descartarte de una carta de tu mano. Si la carta descartada coincide con la palabra pronunciada, tienes que colocar tu mano sobre el montón central. Sé rápido, porque el último en hacerlo…, ¡se lleva todas las cartas en juego!

¿Qué habilidades trabajamos cuando jugamos a TACO GATO CABRA QUESO PIZZA?

A parte de las risas aseguradas, trabajaremos la capacidad de concentración, la percepción visual, la velocidad, la velocidad de procesamiento, la atención, el lenguaje o la capacidad de inhibir la conducta.

CORTEX

A partir de 10 años. Es un juego de lo más estimulante.

Consiste en ganar la mayor cantidad de cartas, y para ello deberás ser el más rápido en tapar la carta con la mano y dar la respuesta correcta. Hay un montón de tipos de pruebas: de memoria, laberintos, colores, coordinación, repetición, frecuencia, razonamiento o desafío táctil.

Además, cuando consigas tener dos cartas del mismo tipo de prueba, podrás cambiarlas por una de las cuatro piezas del puzzle-cerebro que deberás completar si quieres ser el ganador de la partida.

¿Qué habilidades trabajamos cuando jugamos al CORTEX?

Cortex ayuda a trabajar la agilidad visual, la atención, la velocidad de procesamiento, la coordinación, la memoria, la capacidad de razonamiento y la sensibilidad de tu tacto.

¡Pero eso no es todo! Cortex tiene varias versiones: Cortex Challenge, Cortex Plus, Cortex Kids, Cortex Geo… cada uno con diferentes juegos y cartas, ¡son todos geniales!

SCATTERGORIES

A partir de 12 años.  ¡Este juego es de toda la vida!

Se puede jugar en modo desafío individual o con toda la familia. Consiste en lanzar el dado y escribir las palabras que comiencen con la letra que indica el dado en cada una de las categorías de la lista. Debes ser el más rápido buscando en tu mente verduras, nombres, grupos de música, cosas redondas… hay muchísimas categorías. ¡Pero escoge bien tus palabras, porque solo las respuestas únicas se llevan los puntos!

¿Qué habilidades trabajamos cuando jugamos al SCATTERGORIES?

Este juego, como puedes imaginar, requiere muchísima imaginación y creatividad, además de trabajar la memoria de trabajo, la fluidez semántica, la precisión y la velocidad.

 

¿Qué te han parecido estas ideas? Esperamos que te sirvan de ayuda para tus regalos navideños de este año y podáis disfrutar en familia de momentos de ocio, diversión y aprendizaje juntos. ¡Felices Fiestas! 

 


WEB-p3-9.png

7 diciembre, 2021 General1

Como cada año, llega la navidad y los padres se enfrentan al reto de elegir los juguetes para sus hijos. ¿Qué juguetes comprar?, ¿Cuántos y de qué tipo?, ¿Compramos lo que ellos han pedido? Estas son algunas de las dudas que pueden surgir. En esta época navideña, tanto padres como niños viven un auténtico bombardeo de juguetes en televisión, revistas, catálogos, escaparates…Lo que dificulta la tarea de elegir el mejor juguete.

Es importante tener en cuenta que los juguetes ideales son aquellos que no solo entretienen y divierten a los pequeños, sino que también permiten estimular su imaginación, su deseo de experimentar y su creatividad.  Además de su faceta como elementos de ocio, tampoco debemos obviar el uso de juguetes como recurso educativo, dada su capacidad para favorecer el aprendizaje y el desarrollo infantil según el momento evolutivo.

Un aspecto en el que todos los expertos coinciden es el control del número de regalos.  Un exceso hará que no valoren los juguetes, que se aburran con mayor facilidad y que no presten atención a nada. Incluso, muchas veces se recomienda guardarlos en cuanto los abran para dárselos cuando pase un tiempo y así tenga regalos nuevos cada 2-3 meses.

Cuando regalamos también educamos, por eso debemos pensar bien qué vamos a comprar. Desde Proyecto3 Psicólogos os damos algunas recomendaciones generales a la hora de adquirir juegos y juguetes:

  • Comprarlos en comercios y tiendas de confianza. Los juguetes deben de responder a la normativa vigente y pasar los controles de calidad pertinentes.
  • Seguir siempre las instrucciones de montaje del fabricante. Solo así el niño podrá disfrutar del juego con todas las garantías.
  • A la hora de seleccionar un juguete debemos de tener en cuenta la edad, los gustos, las capacidades y las habilidades del niño.
  • Que el juguete sea el más caro no implica que sea el más divertido. Hoy en día existe en el mercado una gran variedad de juegos y juguetes para todos los gustos y bolsillos.
  • Es mejor inclinarse por juguetes que “no nos lo den todo hecho” sino que dejen espacio a la imaginación. El niño debe ser el protagonista de su juego y tiene que participar de un modo activo en él.
  • No debe faltar algún juego grupal o de mesa, con ellos el niño se abre a los demás, comparte su tiempo, respeta al otro y acepta las normas.
  • Pinturas, plastilinas, pegatinas, puzzles…Son siempre una buena opción, al servicio de la creatividad del pequeño.
  • Un libro adaptado a su edad y gustos es un buen regalo. Para los chiquitines textos breves, simples y mucha imagen y color para compartir un rato con ellos releyendo antes de ir a la cama. Para los mayores: historias de monstruos, deportes, animales, sencillas biografías… que inviten a visitar otros mundos y otras vidas. No olvidéis acercaros a la biblioteca de vez en cuando con ellos (descubrirán que es un mundo divertido con un sinfín de posibilidades: talleres, cuentacuentos, charlas…).
  • Huir de estereotipos raciales y de género. Todos los niños necesitan la oportunidad de explorar diferentes roles y diferentes estilos de juego, solo así conseguiremos adultos respetuosos con el otro.
  • Y por último limitar el tiempo delante de videojuegos, móviles y ordenadores. Supervisando y controlando siempre los contenidos evitaremos sorpresas.
  • Esperamos que con estos consejillos los Magos y Papá Nöel llenen a nuestros niños de felicidad y acierten con su elección.

 


Dirección

Miguel Ángel 24, 3º interior izq. 28010

Teléfono

910149575 / 665806761

Horario

Lunes – Viernes, 08:00 – 20:30 Sábado, 10:00 – 14:00
Más Información y Cita
whatsapp Whatsapp
Call Now Button¡Llámanos!