BLOG    |   Trabaja con nosotros    |   Contacto   |   Llámanos: 910 14 95 75



BLOG

WEB-p3-33-1.png

El número de niños diagnosticados con hiperactividad ha aumentado en los últimos años. La prevalencia del TDAH en la edad escolar es de un 5%, pero en España, en los últimos 25 años se ha pasado de un infradiagnóstico a un sobrediagnóstico. Sin embargo, no siempre existe un TDAH, a veces se trata tan solo de un niño nervioso.

¿Todos los niños nerviosos son hiperactivos? En realidad, el TDAH implica mucho más que ser solamente una persona nerviosa. Es un trastorno de origen neurológico que se manifiesta en forma de severos problemas de atención, del sueño y problemas escolares.

La confusión en la vida diaria entre nerviosismo y TDAH viene dada por la similitud de ciertas conductas que pueden presentar algunos ni­­ños durante la infancia, entre las que cabe des­­tacar el exceso de movimiento, la irritabilidad, la desatención, los trastornos del sueño y el llanto frecuente.

Niño nervioso pero no niño hiperactivo

El niño hiperactivo es hiperactivo siempre, el niño nervioso no. Depende mucho del carácter del niño, el temperamento y el entorno. Para que sea hiperactivo han de darse una serie de condiciones, y ser estables en el tiempo. Además, es importante prestar atención a estas circunstancias:

– Muchas veces los niños muy inquietos mejoran con poner pautas claras de conducta.

– Hay que tener en cuenta también, que el nivel de inquietud de los niños depende mucho de nuestro umbral de tolerancia a la actividad de los niños.

– Hay que valorar la edad que tiene, ya que no es lo mismo un niño de 3 años que de 7 años.

– No hemos de confundir vitalidad con hiperactividad.

– El diagnóstico lo hace un profesional.

Cómo se diagnostica la hiperactividad

El TDAH suele diagnosticarse en los primeros años de la enseñanza primaria, y es fundamental que sean los profesio­nales sanitarios los que realicen un diagnóstico precoz y definitivo. Durante el proceso, serán necesarias entrevistas con los pa­dres y con el niño y análisis de la in­­formación de los profesores, así como exá­menes físicos y pruebas complemen­­ta­rias para descartar otros problemas.

Síntomas más comunes

Entre los criterios diagnósticos, se pueden contemplar algunas conductas rela­­ciona­das directamente con las dificultades aten­cionales: la falta de atención suficiente a los detalles, las dificultades para mante­ner la atención en tareas o actividades lúdicas, la falta de concen­tración en ta­reas escolares, el rechazo de tareas que exi­jan esfuerzo cognitivo y el extravío frecuente de objetos.

Tratamiento en Proyecto3 Psicólogos

Nuestro modelo tiene un claro enfoque interdisciplinar lo que nos diferencia de otros tratamientos. Tenemos una visión global de la persona y atendemos su necesidad desde todas las perspectivas: psicológica, cuando existen necesidades emocionales, conductuales o personales; neuropsicológica cuando existen problemas cognitivos, atencionales; logopédica cuando detectamos problemas concretos de aprendizaje de la lectoescritura o la expresión y desde terapia ocupacional cuando la dificultad afecta a habilidades motoras y actividades de la vida diaria.

En nuestros tratamientos, hemos generado un protocolo integrador donde trabajamos con la persona y sus contextos principales. La familia y el colegio o su entorno laboral forman parte del tratamiento y planteamos objetivos con cada uno de ellos.

 


WEB-p3.png

26 octubre, 2021 Patologías1

Tu hijo no atiende en clase, no muestra interés por nada, se comporta de forma hiperactiva…Quizás padece TDAH. El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un problema de salud mental que suele aparecer en la infancia, generalmente a partir de los 7 años, y que está clasificado como un trastorno de conducta. Se caracteriza, de ahí su denominación, porque los niños se muestran hiperactivos (una actividad física excesiva), impulsivos y tiene problemas para mantener la atención en una única actividad de forma continuada.

Mañana 27 de octubre se celebra el Día Nacional del TDAH y octubre el mes europeo de sensibilización del TDAH, donde las asociaciones que trabajan a favor de este trastorno organizan diversas actividades, con el objetivo de concienciar sobre estas patologías y darles la visibilidad e importancia que merecen.

Síntomas en los niños

  • Falta de atención. Los niños con falta de atención (que se distraen con facilidad) tienen problemas para centrar la atención, concentrarse y mantenerse bien enfocados en una tarea. Pueden no escuchar bien las instrucciones, se pueden perder detalles importantes y pueden no terminar lo que empiezan.
  • Hiperactividad. Los niños hiperactivos son inquietos, incansables, no saben estarse quietos y se aburren con facilidad. Pueden tener dificultades para estar sentados y quietos o para estarse callados cuando es necesario. Es posible que hagan las cosas a prisa y corriendo y que cometan errores por descuido. P
  • Impulsividad. Los niños impulsivos actúan demasiado rápido antes de pensar. Interrumpen a menudo, pueden empujar o agarrar a otros y tener dificultades para esperar. Pueden hacer cosas sin pedir permiso, agarrar cosas que no les pertenecen o actuar de maneras arriesgadas.

El TDAH en los adultos puede llevar a relaciones inestables, mal desempeño en el trabajo o en la escuela, baja autoestima y otros problemas. Los síntomas comienzan en la primera infancia y continúan en la adultez. En algunos casos, el TDAH no se reconoce ni se diagnostica hasta que la persona es un adulto. Los síntomas en adultos pueden no ser tan claros como los síntomas que presentan los niños.

El TDAH en cifras

  • El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es una patología psiquiátrica que padece entre un 2 y un 5% de la población infantil.
  • Se trata de uno de los trastornos más importantes dentro de la Psiquiatría Infanto-Juvenil, constituyendo cerca del 50% de su población clínica.
  • El TDAH es crónico y comienza a revelarse antes de los 7 años. Tiende a ser diagnosticado y tratado insuficientemente.
  • En los países en donde se aplican con mayor frecuencia tratamientos para el TDAH, las tasas de prescripción médicas sólo representan entre el 3 y el 7 % de los niños que se cree que padecen este trastorno, e incluso menos del 4% estimado de los adultos que lo sufren.

¿Cómo se trata el TDAH?

  • Medicamentos. Son fármacos que activan la capacidad del cerebro para prestar atención, calmarse y usar más el autocontrol.
  • Terapia conductual. Los terapeutas pueden ayudar a los niños a desarrollar las habilidades sociales, emocionales y de planificación que tienen poco desarrolladas debido al TDAH.
  • Entrenamiento de los padres. Por medio del entrenamiento, los padres aprenden mejores maneras de responder a los problemas de comportamiento que forman parte del TDAH.
  • Apoyo en la escuela. Los profesores pueden ayudar a los niños con TDAH a rendir más y a disfrutar más en la escuela.

Un tratamiento adecuado ayuda a mejorar el TDAH. Los padres y profesores pueden enseñar a los niños pequeños a controlar y a gestionar mejor su atención, su comportamiento y sus emociones. A medida que van creciendo, los niños deben aprender a mejorar su capacidad de prestar atención y su autocontrol.

Cuando no se trata el TDAH, a los niños les resulta muy difícil salir adelante. Esto puede derivar en una baja autoestima, depresión, comportamiento oposicionista, fracaso escolar, conductas de riesgo o conflictos familiares.

 

Tratamiento de TDAH en Proyecto3 Psicólogos

La medicación no es el único método para ayudar a pacientes con esta patología. Cada paciente necesita que su caso sea estudiado de forma individual.

Nuestro modelo tiene un claro enfoque interdisciplinar lo que nos diferencia de otros tratamientos. Tenemos una visión global de la persona y atendemos su necesidad desde todas las perspectivas: psicológica, cuando existen necesidades emocionales, conductuales o personales; neuropsicológica cuando existen problemas cognitivos, atencionales; logopédica cuando detectamos problemas concretos de aprendizaje de la lectoescritura o la expresión y desde terapia ocupacional cuando la dificultad afecta a habilidades motoras y actividades de la vida diaria.

En nuestros tratamientos, hemos generado un protocolo integrador donde trabajamos con la persona y sus contextos principales. La familia y el colegio o su entorno laboral forman parte del tratamiento y planteamos objetivos con cada uno de ellos.


Dirección

Miguel Ángel 24, 3º interior izq. 28010

Teléfono

910149575 / 665806761

Horario

Lunes – Viernes, 08:00 – 20:30 Sábado, 10:00 – 14:00
Más Información y Cita
whatsapp Whatsapp
Call Now Button¡Llámanos!