Noticias    |   Contacto   |   Llámanos: 910 14 95 75



BLOG

DIA-SUICIDIO.png

9 septiembre, 2021 General0

Desde el año 2003, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud, ha promovido cada 10 de septiembre el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. Un día señalado que tiene como objetivo de concienciar a nivel mundial sobre el suicidio y su prevención.

Este día es necesario para dar visibilidad a este horrible problema que afecta a nivel mundial y que, en lugar de mejorar, cada año presenta cifras más devastadoras. El suicidio sigue siendo la primera causa externa de defunción en España desde hace más de una década. En 2018 (INE), fallecieron en España 3.539 personas por suicidio. Y por si estos datos no fuesen terribles, el suicidio ya es la principal causa de muerte entre los jóvenes.

Debemos tener en cuenta que cada vida perdida representa a un amigo, padre, hijo, abuelo o compañero de alguien. Por cada suicidio producido muchas personas alrededor sufren las consecuencias. Por ello, como sociedad hay que trabajar para prevenir estas situaciones, poner el foco en la información y la comunicación y ayudar en lo máximo posible a todas las personas afectadas. 

Señales de alerta del suicidio

No siempre se puede conocer con anterioridad si alguna persona de nuestro entorno cercano está pensando en el suicidio. No obstante, existen algunas señales que pueden encender las alertas:

  • Habla acerca del suicidio, o expresar frases como “desearía no haber nacido”, “quisiera estar muerto”, o similares.
  • Intenta obtener medios para hacer efectivo el suicidio.
  • Retraimiento extremo.
  • Cambios de humor.
  • Preocupación por la muerte.
  • Sentir impotencia y desesperanza ante una situación.
  • Abuso de alcohol y drogas.
  • Cambios en la rutina normal.
  • Hacer cosas autodestructivas e imprudentes.
  • Despedirse de las personas como si fuera a ser definitivo.

¿Por qué suicidarse?

Cuando se trata de determinar qué causa el suicidio, hay una serie de razones por las que alguien querría quitarse la vida. A continuación, enumeramos algunas de las causas más comunes.

Depresión: La causa más común de suicidio, los pensamientos depresivos profundos, están típicamente acompañados de una sensación de sufrimiento y un sentimiento de desesperanza para escapar del dolor.

Es importante hablar sobre la depresión sin importar cuán incómodo sea, ya que esto puede causar que los individuos que sufren de esta enfermedad se abran más y se vuelvan lo suficientemente confiados para hablar sobre su dolor.

Psicosis: Se sabe que las enfermedades mentales causan suicidio a través del deterioro cognitivo. La esquizofrenia es un tipo de psicosis que a menudo se asocia con tendencias suicidas. Las voces internas ordenarán a los individuos funcionales que se autolesionen, y deben ser tratadas para evitar que estas voces se conviertan en demasiado autoritarias.

Accidentes: El suicidio accidental es una causa muy común entre los adolescentes y adultos jóvenes. Esta causa puede estar vinculada a problemas de consumo de sustancias, y suele ocurrir a quienes sufren una adicción. La mejor defensa contra esta causa es buscar un tratamiento de desintoxicación o de recuperación del consumo de sustancias.

Aislamiento social: Común en muchos grupos de diferentes edades, el aislamiento social hace que los individuos experimenten soledad, una de las principales causas conocidas de suicidio, especialmente entre los hombres.

A menudo, las personas que experimentan el aislamiento social tienen dificultades para expresar sus sentimientos a los demás y se presentan para admitir sus pensamientos suicidas. Debido a la amenaza percibida de aislamiento, un individuo recurrirá al suicidio como una forma de escapar.

 

Si tienes pensamientos suicidas, pero no estás pensando en hacerte daño a ti mismo en lo inmediato:

  • Acércate a un amigo cercano o un ser querido, aunque sea difícil hablar sobre tus sentimientos.
  • Comunícate con un pastor, un líder espiritual u otra persona de tu comunidad religiosa
  • Llama a la línea directa de asistencia al suicida.
  • Programa una consulta con tu médico, un profesional de salud mental u otro profesional de atención médica.

Los pensamientos suicidas no desaparecen por sí solos, así que busca ayuda.

En Proyecto 3 Psicólogos podremos brindarte ayuda psicológica y tratamiento desde varias áreas. Somos un equipo interdisciplinar que atiende todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infantil, juvenil o adulto.


Manipulacion-Psicologica.png

8 junio, 2021 Patologías0

La manipulación de las personas ha existido desde que el mundo es mundo y es algo realmente peligroso para las personas que la sufren, para las víctimas.  Cuando a la manipulación se le suma la crueldad, el resultado puede ser devastador.  Prueba de ello son algunos de los manipuladores más conocidos por todos como: Hitler, Mussolini o Bernard Madoff . Pero no hace falta llegar a ser un dictador ni desestabilizar la economía mundial para ser un manipulador peligroso. Por ello, hoy hablamos de la Manipulación psicológica y de cómo detectarla.

Podemos encontrar una persona manipuladora muy cerca, puede tratarse de un jefe, un amigo, un colega, un padre, un hijo… Y, aunque el manipulador suele colocar en su diana a personas inseguras y necesitadas de estima, todos podemos caer en su red. Puede estar tan cerca que no es posible huir, a veces ni siquiera se puede mantener una distancia saludable, pero hay pautas para romper su influjo dañino.

¿Pero cómo sabemos si tenemos cerca alguno de ellos? El catedrático de Psiquiatría José Luis Carrasco Perera, responsable de la unidad de Personalidad de Blue Healthcare nos da una pista muy clara: “Cuando puede demostrarse que, de manera habitual, suministra información a las personas de manera sesgada, parcial y engañosa con el objeto de controlar la voluntad de las mismas”.

Manipulación psicológica: Cómo detectar y neutralizar a un manipulador

La manipulación psicológica implica acciones de distorsión mental y explotación emocional para ejercer el control sobre una persona, con el objetivo de obtener cierto beneficio u objetivo. A diferencia de la influencia social saludable, un fenómeno habitual en las relaciones constructivas gracias al cual todos ganan, el manipulador emocional se aprovecha de su víctima generando un desequilibrio de poder que utiliza a su favor. Cuando se establece este tipo de relación, hay un claro “ganador”: el manipulador emocional, y un “perdedor”: su víctima.

Estrategias que sigue la persona manipuladora

Hay muchas formas de manipular a los demás, puede ser mediante una estrategia agresiva, bien sea activa o pasiva, o también de una forma más sutil. La manipulación más auténtica es aquella que se hace sin que se note, cuando se consigue motivar a la otra persona para que se comporte de la forma que al manipulador interesa, saliendo de ella misma.

  •  Ignorar: Es una forma muy cruel de maltrato psíquico a pesar de su carácter pasivo. Si no te dirige la palabra ni la mirada una persona a la que quieres, o con la que tienes un cierto tipo de relación suele sentirse un profundo malestar. Los seres humanos somos muy sensibles al rechazo y una expresión directa nos revuelve por dentro.
  •  Victimismo: Para estas personas, los demás siempre tienen la culpa, a ellos siempre les pasa lo peor y se aprovechan de ellos, se describen como pobres víctimas humilladas y maltratadas. Con este discurso, despiertan tu sentimiento de culpa y te manipulan.
  • Agresión activa: maltrato, acoso moral. El arma fundamental de los agresores activos es la violencia física o verbal. Gritan, culpabilizan, culpan siempre a los demás, y amenazan, aunque en contadas ocasiones cumplen su aviso. Se sirven siempre de amenazas y enfados. Cuando uno está con ellos siente miedo.
  • La Crítica destructiva: Cuando alguien que nos importa realiza una crítica negativa, podemos tender a pensar que puede ser cierto, y que somos unos miserables, unos aprovechados, o unos incompetentes. De esta forma, también se induce culpa.

 

¿Cómo enfrentarse a un Manipulador emocional?

El primer paso para hacerle frente a un manipulador es ser consciente de que tus derechos están siendo violados y reequilibrar la balanza. Defender tus derechos de manera firme, pero sin hacer daño a los demás.

Recuerda que:

  • Tienes derecho a ser tratado con respeto y dignidad.
  • Tienes derecho de expresar tus opiniones, sentimientos y deseos.
  • Debes poder establecer tus propias prioridades.
  • Puedes decir “no” sin sentirte culpable.
  • Debes protegerte ante amenazas física, mentales o emocionales.

Frente a un manipulador, es inútil en estos casos intentar cambiar a la otra persona, o desgastarte para hacer que entre en razón: eres tú quien tendrás que cambiar forma de comunicarte con el manipulador, detectar sus trampas y no entrar en ellas. Es importante desarrollar tu asertividad y poner límites. Aprender a decir que no y a no anteponer las necesidades de otros a las tuyas.

 

Conoce Proyecto 3 Psicólogos

Proyecto3 Psicólogos nace de la experiencia profesional en clínicas que integran especialistas del sector psicológico, educativo, y de la salud, trabajando para mejorar el bienestar de cada persona en el menor tiempo posible. Somos un equipo interdisciplinar que atiende todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infantil, juvenil o adulto.

Si quieres más información, contacta con nosotros en el +34 655 80 67 61 o a través de secretaria@proyecto3psicologos.com


Dirección

Miguel Ángel 24, 3º interior izq. 28010

Teléfono

910149575 / 665806761

Horario

Lunes – Viernes, 08:00 – 20:30 Sábado, 10:00 – 14:00
Más Información y Cita
whatsapp Whatsapp
Call Now Button¡Llámanos!