BLOG    |   Trabaja con nosotros    |   Contacto   |   Llámanos: 910 14 95 75



BLOG

WEB-p3-1.png

14 junio, 2022 Sin categoría0

El envejecimiento es un proceso tan natural como cualquier otro en la vida. Esta etapa del desarrollo presenta una serie de cambios no solo físicos, sino también cognitivos y emocionales, los cuales hay que conocer y tener en cuenta para facilitar que quienes están pasando por esta etapa pueden aprovechar todo el potencial que les ofrece la vida y están bien integrados en la sociedad.

En los últimos años, diversos expertos han alertado sobre el progresivo envejecimiento de la población mundial, debido no sólo al incremento de la esperanza de vida, sino también a la reducción de la tasa de natalidad. En nuestro país, concretamente, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los mayores de 65 años constituyen el 17% de la población total, porcentaje que se elevará al 23% y al 30% en el año 2031 y 2050, respectivamente.

Con este telón de fondo, la sociedad actual se enfrenta al desafío de dar una respuesta adecuada a esta población. A este respecto, la OMS señala la importancia de promover un envejecimiento activo, definido como el «proceso de hacerse mayor sin envejecer mediante el desarrollo de actividades físicas, sociales y mentales», impulsando para ello, medidas orientadas a fomentar la participación activa de los mayores en la sociedad, garantizando así la mejora en el bienestar y la calidad de vida de estas personas.

 

Psicología del envejecimiento

La Psicología del envejecimiento es la rama de la psicología encargada de abordar y prevenir todo tipo de alteraciones psicológicas o trastornos mentales en las personas mayores, siempre aplicando terapias y estrategias de dinamización basadas en la evidencia científica.

Se trata de una de las disciplinas psicológicas con mayor potencial de crecimiento en la actualidad, tanto por la progresiva diversificación de la psicología aplicada como por el progresivo envejecimiento de las sociedades occidentales modernas.

Existe gran variabilidad entre los procesos y funciones psicológicas, así como entre los comportamientos de las personas en esta etapa de la vida. Las personas llegan aquí con distintas experiencias y vivencias debido al estado de su organismo, así como las circunstancias que les ha tocado vivir y su propia historia de aprendizaje.

Las situaciones psicosociales y la propia personalidad del mayor pueden cambiar en función del estado de salud, grado de autonomía, y cambios que pueden afectarlo. De ahí que no se puede encasillar a la persona mayor dentro de determinados prototipos. El envejecimiento psicológico de una persona es el resultado de la acción del tiempo vivido y percibido por ella sobre su personalidad.

Durante esta etapa de la vida suceden situaciones como enfermedades, pluripatologías, pérdida de seres queridos, marcha de los hijos y, a veces, discapacidad y/o dependencia, además de ser un momento que se puede percibir que se acerca el final de la vida. Junto a esto, pueden suceder otras situaciones negativas que producen en ocasiones reacciones afectivas como: depresión, soledad y sufrimiento.

 

Neurorrehabilitación en Proyecto 3 Psicólogos

En nuestros tratamientos, hemos generado un protocolo integrador donde trabajamos con la persona y sus contextos principales. La familia y su entorno laboral forman parte del tratamiento y planteamos objetivos con cada uno de ellos.

El tratamiento será supervisado por todos los especialistas de Proyecto3 Psicólogos y se dará prioridad a la base del problema, intercambiando sesiones de otros profesionales si así fuera necesario para apoyar diferentes ámbitos según la necesidad del paciente en cada momento.


Diseño-sin-título.png

¿Puede aumentar el deterioro cognitivo estar encerrados? ¿Pueden agravarse los síntomas conductuales, cognitivos y emocionales de una demencia o daño cerebral adquirido?

Esta circunstancia pone a prueba nuestra capacidad para adaptarnos rápidamente a un cambio imprevisto y radical en nuestras rutinas. Aquellas personas que sufren una alteración de sus capacidades cognitivas por diferentes causas son mucho más susceptibles de sufrir consecuencias negativas como: desorientación, tristeza y/o apatía, signos de ansiedad, despistes graves que afectan a sus actividades básicas diarias, nerviosismo o irritabilidad, problemas de memoria, falta de apetito, pérdida del control de impulsos o desinhibición.

Además, las personas encargadas de su cuidado pueden verse sobrecargadas ante la situación actual y la responsabilidad de permanecer 24 horas como cuidador principal.

Es por ello que desde Proyecto3 Psicólogos hemos desarrollado un programa para ayudar a las personas que se encuentren en una situación parecida.

¿CÓMO LO HACEMOS?

  1. Entrevista inicial con el cuidador principal y el paciente: si recibía estimulación en su centro de día, recogemos información previa, además de la situación actual.
  2. Realizaremos sesiones dirigidas por un neuropsicólogo acreditado, a través de videollamada con ejercicios de orientación a la realidad, orientación espacio-temporal, estimulación del lenguaje/atención/percepción/praxias y funciones
    ejecutivas.
    Se envían materiales en lápiz y papel antes de la sesión para que el paciente lo pueda tener presente en el momento de la misma.
    – Se utilizarán juegos y tareas interactivas compartiendo la pantalla a través de la aplicación mediante la cual se realiza la videollamada. No es necesario que el paciente maneje el ordenador en ningún momento, pero sí que cuente con un “supervisor” (familiar o cuidador) que le ayude a iniciar y finalizar la llamada.
  3. Pautas individualizadas a los familiares o cuidadores para cuidarse a sí mismos y al paciente.

 

Si quieres más información, contacta con nosotros en el +34 655 80 67 61 o a través de secretaria@proyecto3psicologos.com


Dirección

Miguel Ángel 24, 3º interior izq. 28010

Teléfono

910149575 / 665806761

Horario

Lunes – Viernes, 08:00 – 20:30 Sábado, 10:00 – 14:00
Más Información y Cita
whatsapp Whatsapp
Call Now Button¡Llámanos!