BLOG    |   Trabaja con nosotros    |   Contacto   |   Llámanos: 910 14 95 75

Tipos de traumas psicológicos y cómo tratarlos

10 noviembre, 2022 0
WEB-p3-6.png

Todos vivimos en la vida momentos y situaciones que no sabemos cómo gestionar, que nos sobrepasan o nos dejan paralizados. Puede ser un accidente, la pérdida de un ser querido, haber sufrido abusos, ser testigo de accidentes o atrocidades…Estos sucesos suelen generar emociones muy intensas y pueden causarnos traumas psicológicos o emocionales.

¿Qué es un trauma?

Un trauma psicológico es un conjunto de recuerdos pertenecientes principalmente a la memoria emocional que han quedado almacenados en nuestra mente de manera que vienen a nuestra consciencia de manera relativamente frecuente y nos causan un gran malestar, normalmente vinculada a la angustia y muchas veces también a la vergüenza y los sentimientos de indefensión.

Los traumas tienen su origen en una situación estresante y amenazadora que ha sobrepasado nuestros mecanismos de afrontamiento. Surge cuando hemos sufrido un miedo muy intenso y nos hemos sentido incapaces de gestionarlo. Normalmente, están basados en experiencias pasadas que están relacionadas de algún modo con la violencia y la muerte: palizas, abusos sexuales y violaciones, pérdidas de seres queridos por accidentes, etc.

No obstante, todos los traumas no son el resultado de un episodio puntual. A veces se produce un “trauma acumulativo”, el resultado de haber estado expuestos durante un largo periodo de tiempo a situaciones que no hemos logrado asumir ni hemos podido gestionar.

Síntomas Trauma Psicológico

Algunos síntomas que pueden indicar la existencia de un trauma psicológico son:

  • Insomnio y pesadillas.
  • Irritabilidad.
  • Ansiedad y nerviosismo.
  • Miedo.
  • Confusión.
  • Sensación de culpa y vergüenza.
  • Indiferencia emocional.

Las consecuencias de los traumas emocionales

El origen de muchos problemas psicológicos se encuentra en los traumas emocionales. Cuando no logramos superar un trauma, pueden aparecer diferentes trastornos que afectarán a nuestro desempeño y calidad de vida.

  • Ansiedad. La ansiedad es un trastorno vinculado al miedo, por lo que es usual que después de un episodio traumático desarrolles una actitud hipervigilante y aprensiva que da paso a la ansiedad.
  • Depresión. Cuando el trauma es muy grande, puedes experimentar un profundo sentimiento de indefensión y desesperanza. Puedes perder la alegría y los motivos para vivir, por lo que podrías desarrollar un cuadro depresivo e incluso tener ideas suicidas.
  • Trastorno por estrés postraumático. El trauma se revive en forma de recuerdos angustiosos recurrentes e involuntarios que provocan un gran malestar. En algunos casos pueden aparecer reacciones disociativas en las que pierdes el contacto con la realidad y crees que los hechos traumáticos están ocurriendo realmente.
  • Aislamiento social. Debido al miedo a que vuelva a ocurrir un evento similar, es probable que poco a poco limites tus actividades sociales y te aísles.
  • Trastornos disociativos. La disociación es un síntoma claro de haber sufrido un trauma emocional, debido a que es una respuesta automática de nuestro cerebro para desconectarse del dolor.

Tratamientos para un trauma psicológico

Dentro de las técnicas más empleadas están:

  • La técnica EMDR, una de las técnicas más vanguardistas dentro de la Psicología que se utiliza mucho para superar el estrés postraumático. Esta técnica estimula ambos hemisferios cerebrales mediante sonidos alternos en los oídos, las manos o mediante estimulación visual. Esto le da un significado a lo ocurrido, ya que se trabaja en los sonidos, olores, pensamientos, imágenes y sensaciones relacionadas con el momento traumático.
  • La hipnosis es otra técnica recurrente a la hora de superar un evento traumático. En este caso el paciente está relajado pero atento, lo que produce una disminución de la activación cortical. Esto permite reestructurar recuerdos y disminuir el impacto negativo que se produce en nuestras emociones.
  • Técnicas Mindfulness que consiste en ejercicios mentales para combatir el impacto traumático. Es un tipo de meditación que ayuda al paciente a paliar los malestares mentales, prestando atención al momento y dejando de lado las cosas banales que le rodean.
  • Técnicas de integración cerebral es una de las técnicas más utilizadas para resolver traumas, ataques de pánico y ansiedad. Esta técnica trabaja, desde un abordaje neurofisiológico, cognitivo y eléctrico, el campo del pensamiento y la manera en la que el cerebro recopila la información.
  • Brainspotting: aborda los traumas desde una perspectiva profunda y transformadora, lo que ayuda al paciente a superar las heridas emocionales provocadas por el hecho traumático. La técnica consiste en conectar las reacciones emocionales y físicas con el objetivo de identificar el punto cerebral y liberar las emociones bloqueadas.

 

En Proyecto3 Psicólogos nos distingue un enfoque interdisciplinar desde el que atendemos todas las necesidades educativas, psicológicas y funcionales del desarrollo infanto juvenil o adulto.

En el diagnóstico y tratamiento, establecemos sinergias entre los profesionales desde las diferentes áreas que benefician al paciente; utilizamos nuevas tecnologías aplicadas, técnicas científicamente probadas y mantenemos una estrecha colaboración con familia y colegio.


Responder

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Dirección

Miguel Ángel 24, 3º interior izq. 28010

Teléfono

910149575 / 665806761

Horario

Lunes – Viernes, 08:00 – 20:30 Sábado, 10:00 – 14:00
Más Información y Cita
whatsapp Whatsapp
Call Now Button¡Llámanos!